Lesiones cerebrales encontradas en pacientes con pocos o ningún síntoma de Covid-19

Los neurólogos británicos han descubierto que la infección por Covid-19 puede causar graves daños neurológicos, que dan lugar a psicosis, parálisis y derrames cerebrales, a menudo detectados en una etapa avanzada.

Diferentes grados de daño neurológico

Un número creciente de estudios indica que el SARS-CoV-2 no sólo afecta a los pulmones y las vías respiratorias, sino también a otros órganos. Estos incluyen el corazón, los vasos sanguíneos, los nervios, los riñones y la piel. En un nuevo trabajo publicado en la revista Brain, los neurólogos del University College London (UCL) han confirmado que también puede causar daños cerebrales graves, incluso en pacientes con síntomas leves o convalecientes que suelen detectarse muy tarde o no se detectan en absoluto.

Una enfermedad inflamatoria que afecta los nervios del cerebro y la médula espinal, la encefalomielitis diseminada aguda (ADEM) ha sido diagnosticada en más de 40 personas británicas con Covid-19. De los pacientes examinados, 12 sufrían de inflamación del sistema nervioso central, 10 de encefalopatía transitoria con delirio o psicosis, 8 de apoplejía y 8 de problemas nerviosos periféricos.

La mayoría de ellos mostraban signos del síndrome de Guillain-Barré, una reacción inmunológica que atacaba los nervios y causaba parálisis, que era mortal en el 5% de los casos (incluida una mujer de 59 años que murió por esta complicación). Según los investigadores, esta nueva investigación confirma las preocupaciones de que el Covid-19 puede causar problemas de salud a largo plazo, ya que muchos pacientes permanecen sin aliento y cansados mucho tiempo después de la recuperación, y otros conviven con entumecimiento, debilidad y problemas de memoria.

El espectro completo de daños y efectos secundarios del Covid-19 está aún lejos de ser conocido

Aunque la ADEM tiene algunas similitudes biológicas con la esclerosis múltiple, es más grave y suele ocurrir sólo una vez. «Algunos pacientes terminan con una discapacidad a largo plazo, mientras que otros se recuperan bien», dice Michael Zandi, autor principal del estudio. Según los autores del estudio, el espectro completo de daños neurológicos y efectos secundarios a largo plazo causados por el CoV-2-SARS está todavía lejos de ser conocido, debido a que un gran número de pacientes han demostrado estar demasiado debilitados para someterse a escáneres cerebrales, y los servicios hospitalarios están sobrecargados.

«Nos gustaría llamar la atención de los médicos de todo el mundo sobre este tipo de complicaciones», dice Zandi. » Los doctores y el personal médico siempre deben consultar a un neurólogo para los pacientes con síntomas cognitivos, problemas de memoria, fatiga, entumecimiento o debilidad”.

En particular, los investigadores detallaron el caso de una mujer de 47 años que repentinamente experimentó dolores de cabeza y entumecimiento en su mano derecha después de una semana de tos y fiebre. Una vez hospitalizada, experimentó una gran fatiga y no respondió, lo que obligó a los médicos a realizar una cirugía de emergencia para reducir su presión intracraneal.

Otra paciente de 55 años, sin ninguna enfermedad mental previa, comenzó a comportarse de forma extraña al día siguiente de ser dada de alta del hospital, poniéndose y quitándose el abrigo varias veces seguidas. También comenzó a tener alucinaciones, reportando haber visto monos y leones en su casa. Después de ser admitida de nuevo en el hospital, se le dio medicación antipsicótica.

También puedes leer: La desgarradora historia de una familia completa que murió por coronavirus