Insólito

Esto es lo que te cuesta dejar el cargador enchufado sin el móvil

Un hábito común en muchas personas es dejar el cargador de su teléfono móvil conectado al enchufe incluso después de completar la carga. Esta mala práctica puede traer graves resultados.

Según indican los expertos, los cargadores que permanecen conectados a la corriente eléctrica sin estar en contacto al dispositivo siguen consumiendo energía, debido a que en su interior se encuentra un transformador que siempre requiere pequeñas cantidades de energía.

De acuerdo con Kathryn Senior, del sitio web EnergySavingSecrets.co.uk., un cargador de un teléfono inteligente conectado al enchufe puede consumir tan solo 0,25 vatios, por lo que sería un costo realmente mínimo para nuestra factura.

No obstante, se debe tener presente un aspecto: entre los teléfonos inteligentes, las tablets, las computadoras portátiles, entre otros dispositivos electrónicos, nuestros hogares se encuentran llenos de cargadores que pueden consumir energía mientras permanecen desconectados de los dispositivos.

Por consiguiente, retirarlos del tomacorriente cuando no están en uso puede permitirnos ahorrar alrededor de 40 euros anualmente.

Asimismo, los expertos aseguran que un cargador conectado permanentemente a la corriente eléctrica corre el riesgo de sobrecalentarse, causando problemas a sus partes y colocando en riesgo su buen funcionamiento.