Las señales que nos advierten la existencia del Cáncer de colon

Aprender a conocernos puede ayudarnos mucho en la prevención de cualquier enfermedad, incluidas las más graves, como el cáncer de colon. Nuestro cuerpo se comunica constantemente con nosotros, enviándonos señales cuando algo está mal. Las señales que nos envían no siempre son muy evidentes y es imposible analizarlas. Las situaciones que parecen normales, pero desafortunadamente a veces resultan ser más importantes de lo normal, le suceden a nuestro cuerpo y, entre ellas, hay síntomas que no se pueden subestimar y que se pueden rastrear hasta el cáncer de colon.

Colon y sus características

Primero entender, para quienes no saben, qué son los dos puntos y su funcionalidad. El colon es una parte importante del sistema digestivo y desempeña un papel clave en la absorción de nutrientes y ayuda a eliminar los desechos del cuerpo.

Los síntomas del cáncer de colon se pueden dividir en locales y sistémicos.

Local: los síntomas locales afectan principalmente al intestino y pueden manifestarse a través de cambios en las actividades intestinales, como movimientos o sonidos que ocurren con más frecuencia de lo normal. Estreñimiento, acompañado de cualquier pérdida de sangre o heces de color oscuro, dolor abdominal intenso o calambres y sensaciones de hinchazón.

Sistémico: los síntomas sistémicos pueden afectar a todo el cuerpo en general y pueden notarse a través de la pérdida de peso excesiva y repentina, sin ninguna explicación o dieta en curso, uniéndose con sentimientos repentinos e inexplicables de fatiga y cansancio. Otros síntomas pueden ser náuseas y vómitos, manifestaciones de ictericia, que es el color amarillento de la piel y de la parte blanca de los ojos.

Si en algún momento, algunos de estos síntomas deberían aparecer, especialmente si no se explican y ocurren continuamente, es esencial consultar a un médico y realizar las pruebas apropiadas para verificar la presencia real de esta enfermedad.