Aquí está lo que refleja nuestra piel, uñas, lengua, cabello y manos de nuestra salud

Observar las señales que nuestro cuerpo nos envía a través de la aparición de algunas de sus partes, como la piel, las uñas, el cabello, las manos y la lengua, podría ayudarnos a identificar la presencia de una enfermedad en curso, ya sea que esté representada por una deficiencia nutricional solucionable o por una situación de mayor gravedad. La piel, en particular, es capaz de traducir en mensajes visibles las señales que el cuerpo nos envía desde dentro. Aprendamos a no subestimarlos.

Uñas

Es posible determinar observando la apariencia de nuestras uñas si algo no está funcionando perfectamente en nuestro organismo. Por ejemplo, las rayas verticales en las uñas pueden ser un signo de deficiencias nutricionales o de falta de hierro. Las rayas horizontales pueden indicar que no estamos tomando suficiente calcio, vitaminas B o vitamina A. ¿Qué hay de las uñas muy pálidas? En este caso, pueden ser un signo de anemia o problemas con los riñones o el hígado.

Lengua

La apariencia de nuestra lengua está particularmente relacionada con la condición de nuestro corazón y el funcionamiento de nuestro estómago, como dice Noboru B. Muramoto, autor del libro «Il medico di se stesso – Manuale pratico di medicina orientale». Una lengua sana debe ser de color rosa y tener una superficie áspera con pedúnculos pequeños. La presencia de manchas o úlceras en la boca podría indicar problemas estomacales. También es importante evaluar el color de la lengua. Si está pálido, puede estar en presencia de anemia. El color blanco puede indicar una infección continua o la presencia de gastritis o úlcera estomacal, o una condición estresante. Puede ser de color marrón oscuro o negra debido al tabaquismo, infección bacteriana o gastritis. El color amarillo puede indicar problemas hepáticos. La lengua seca puede estar relacionada con deshidratación, diabetes o enfermedad renal, mientras que la lengua con mapas puede indicar un estado alérgico.

Cabello

Según los expertos de la Universidad de Nápoles Federico II, nuestro cabello, como las uñas, puede ser considerado como uno de los espías de la presencia de una enfermedad que afecta a nuestro cuerpo. En cuanto al diagnóstico de enfermedades sistémicas, la caída del cabello en muchos casos puede ser un signo clínico. La pérdida de cabello o la fragilidad que provoca la rotura del cabello puede indicar la presencia de deficiencias en vitaminas, minerales o aminoácidos. La alopecia está asociada con enfermedades sistémicas como la neumonía, el hipertiroidismo, la meningitis, la diabetes mellitus, la gripe y las pancreatinas.

Manos

Según la medicina oriental, las manos son una parte muy importante del cuerpo a observar para determinar la posible presencia de enfermedades. Si los dedos son largos y delgados y la palma de la mano es delgada, esto podría ser una señal de una constitución débil y una salud delicada. Las venas del dorso de la mano no deben ser visibles y si sobresalen, esto debe ser una señal de que es necesario menos alcohol. Una piel demasiado gruesa puede indicar que el individuo está comiendo de forma desequilibrada, por ejemplo con abundancia de sal o exceso de proteína animal.

Piel

La piel representa el órgano extendido de nuestro cuerpo y a través de ella se pueden identificar algunos signos relacionados con el estado de salud del organismo. Por ejemplo, la presencia de parches de color púrpura puede indicar una deficiencia de vitamina C o fugas en los vasos sanguíneos debajo de la piel. La palidez puede indicar anemia o deficiencia grave de hierro en la sangre. Algunos tipos de picazón o enrojecimiento pueden ser un signo de estrés. La presencia de una tez amarillenta o anaranjada, especialmente en los pies o las palmas de las manos, puede ser un signo de hipotiroidismo.