LifeStyle

Longevidad: el horario de las comidas puede ser mucho más importante de lo que crees

Una investigación reciente ha señalado los posibles efectos secundarios que pueden tener las comidas nocturnas en la aparición de los trastornos metabólicos.

Hablar de longevidad siempre nos hace pensar en sucesos mágicos o sobrenaturales relacionados con nuestro cuerpo y años de vida. La ciencia durante siglos se ha dado a la tarea de ofrecer e investigar todo tipo de datos importantes para conocer cómo se da el deterioro temporal en nuestro organismo. Pues bien, en un estudio reciente se ha llegado a la conclusión de que la hora a la que cenamos es crucial para determinar nuestra probabilidad de mantenernos con el paso del tiempo. El estudio se enfocó principalmente en la región italiana de los Abruzos, región en la que hay muchas personas de noventa años y centenarias.

Longevidad: la importancia del horario de las comidas

Los resultados más recientes demostraron que las comidas nocturnas tienen un serio papel en la aparición de trastornos metabólicos, lo que nos expone la importancia de mantener un horario para las comidas y mantener una buena salud.

Para llegar a esta conclusión, se puso en marcha una encuesta sobre los horarios de las comidas y los hábitos alimentarios de más de 70 personas de 90 años. Además, se aplicaron conferencias enfocadas a brindar consejos para llevar un estilo de vida  saludable , enfocado especialmente a mantenerse activo y a evitar el abandono físico.

Con respecto a los resultados de las encuestas, se demostró que esta población tiene una tendencia a cenar temprano, con una media de alrededor de las 19:13 horas. Los investigadores también pudieron determinar que hay una adherencia general a la restricción calórica que estaba presente desde las 17,5 horas entre la cena y la siguiente comida. Además, la frecuencia de consumo también fue alta en alimentos como los cereales, las verduras, la fruta y las legumbres, mientras hay una baja para la carne, la carne procesada y los huevos. Todo esto complementado con un estilo de vida más activo y con bajos índices de dulces.

Teniendo en cuenta todos estos datos, los resultados apoyan la importancia de la restricción calórica diaria y la importancia de una buena respuesta metabólica combinada con un alto consumo de alimentos de origen vegetal y la realización de actividad física frecuente, para así poder mantenerse con el paso de los años. Esto significa que mantener una dieta que contenga una gran variedad de alimentos en proporciones adecuadas y procurar consumir la cantidad correcta de alimentos y bebidas para lograr y mantener un peso corporal saludable es crucial para vivir muchos años.

Por último, las personas que siguen una dieta sana y equilibrada deben tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Comer al menos cinco raciones de fruta y verdura variada cada día.
  • Componer las comidas usando ingredientes ricos en fibra como patatas, pan, arroz o pasta.
  • Aumentar el consumo de lácteos o sus derivados.
  • Incluir más alimentos como alubias, legumbres, pescado, huevos, carne y otras proteínas.
  • Utilizar aceites no saturados y productos para untar en pequeñas cantidades.
  • Aumentar el consumo de agua.