Los 14 países que no han conocido (aún) el Covid

Catorce países no han conocido el coronavirus. Así lo revela un informe de la Organización Mundial de la Salud, elaborado un año después del inicio de la pandemia que ha contagiado a más de 100 millones de personas y matado a 2,3 millones.

Desde Samoa Americana hasta Santa Elena, doce de estos paraísos «libres de Covid» son islas o islotes a miles y miles de kilómetros de la costa que han aplicado desde el principio políticas de entrada extremadamente rígidas, cerrándose al mundo exterior. Sobre los otros dos, Corea del Norte y Turkmenistán, la comunidad científica se muestra escéptica. Los expertos dudan de la exactitud de sus datos sanitarios y de su voluntad de hacerlos públicos.

Formadas por 15 pequeñas islas del Pacífico Sur a más de 3.000 kilómetros de Nueva Zelanda, las Islas Cook consiguieron salvarse del coronavirus imponiendo una cuarentena obligatoria a la entrada y una prohibición temporal a los barcos en sus puertos, incluidos los cruceros. Samoa Americana, en el Pacífico Sur, también tiene normas estrictas y hace un año cerró sus fronteras incluso a los residentes que estaban en el extranjero. Los isleños no pudieron volver a casa hasta hace dos semanas.

Narau, el tercer país más pequeño del mundo, cerca de Kiribati, también se salvó del Covid. Muy pobre, con el mayor número de personas con sobrepeso del mundo y una esperanza de vida inferior a 50 años, si el virus hubiera llegado allí habría sido una masacre. Palau, compuesto por 300 islas y cercano a Filipinas, además de no haber registrado ningún caso de coronavirus podría ser uno de los primeros países del mundo en vacunar a toda la población. En Santa Elena, territorio británico situado en el océano Atlántico y uno de los lugares más remotos del mundo, se han impuesto los hisopos a quienes llegan y salen de la isla. Ciertamente favorecidos por su posición geográfica, desde Tonga hasta Tuvalu, estos territorios han conseguido salvarse de la pandemia sólo de esta manera: cerrando puertos y aeropuertos, imponiendo cuarentenas y, en algunos casos, cierres.

La situación en Corea del Norte y Turkmenistán es diferente. Kim Jong Un ha impuesto restricciones extremadamente rígidas a la población que han afectado aún más a una situación económica que ya estaba en estado crítico. Para algunos, además, el hecho de ser fronterizo con China y Corea del Sur hace improbable la ausencia de casos del Covid.

También puedes leer: Coronavirus: ¿cuándo volveremos la normalidad? En 7 años según Bloomberg