Los 3 principales miedos sexuales de las mujeres

Pese al empoderamiento y la revolución sexual que está viviendo la mujer en los últimos tiempos, aún hay varias cosas que asustan a la mujer en la cama. Por lo general, son miedos normales, pero se hace un poco difícil superarlos.

Diversas mujeres de todas las edades, solteras o con pareja, al momento de tener relaciones sexuales, pueden enfrentar algún pequeño o gran miedo.

Los 3 principales miedos sexuales de las mujeres y cómo pueden superarse.

Miedo a estar desnuda

No solamente aquellas mujeres que tienen algunos kilos de más o celulitis, sino además las mujeres con pocas imperfecciones, con frecuencia se sienten imperfectas y se preocupan mucho por ello. El solo hecho de pensar e imaginar que está desnuda la avergüenza y se siente muy incómoda. Lo cierto es que no puede soltarse del todo, pensando en el efecto que produce su cuerpo en los ojos del otro.

¿Qué se debe hacer en este caso?

El cuerpo de una mujer joven todavía está en una fase de cambio, por lo que a veces es difícil aceptarlo, pero el miedo a los defectos propios siempre acecha incluso en las mujeres mayores. Sin embargo, la respuesta es simple y está a nuestro lado: ¿y si en lugar de mirarnos en un espejo verdadero, nos reflejamos en los ojos de nuestro hombre? Así aprenderíamos a reflexionar en las reacciones de la persona que nos ama y nos damos cuenta de su entusiasmo y de sus deseos.

Miedo a no tener orgasmos

Otro miedo propio de las mujeres es el de no experimentar orgasmos, sobre todo cuando se está empezando una relación o después de un tiempo en el que el deseo ha desaparecido.

¿Qué se debe hacer?

Antes de cualquier cosa, hay que estar tranquilas. Es una situación que a todas las mujeres les pasa en algún momento de la vida. El problema radica en que cuanto más lo pensamos más se hace realidad. Lo que se debe hacer es intentar planificar los momentos del sexo, para no arriesgarse a hacer el amor cuando se está cansado o que se tenga poco tiempo.

Miedo a ciertas fantasías sexuales

Son muchas las mujeres que tienen miedo a ciertas fantasías sexuales, que tienen como personaje principal a hombres desconocidos o imágenes que consideren sangrientas.

¿Qué se debe hacer?

Lo hermoso de las fantasías es que no ofenden a nadie ni lastiman a nadie. Ten presente que no se trata de engañar o de tener un sexo diferente. No obstante, no es suficiente para prevalecer aun sobre el sentimiento de culpa, entonces se debe poner en blanco y negro la fantasía que nos asusta.