Los 4 secretos de salud y belleza de las mujeres japonesas

Su ritual de embellecimiento va más allá de usar determinados productos comerciales e implica un verdadero estilo de vida.

Ingesta baja en calorías

Para mantenerse joven y delgada, el principio básico es comer menos a fin de reducir la ingesta de calorías y la producción de radicales libres. Por lo tanto, las mujeres japonesas prefieren porciones pequeñas (150g por porción) pero de alta calidad. A este buen hábito se le añade un ingrediente secreto: konjac. Esta raíz vegetal llamada konyaku, se transforma en una pasta y se come en forma de espaguetis o pequeñas perlas parecidas al arroz. Sustituye a nuestros alimentos con almidón, reduce el gluten y las calorías: contiene menos de 10 kcal/100g. Previene la diabetes, controla los niveles de colesterol y ayuda a evacuar las toxinas del intestino.

Favorecer el consumo de vegetales

La cocina japonesa se basa principlamente en vegetales verdes y hierbas aromáticas. Estos alimentos son bajos en calorías y muy ricos en micronutrientes (vitaminas, minerales y oligoelementos) que son esenciales para mantener nuestra salud. También reducen el consumo de azúcar, grasa y sal y son la segunda fuente de calcio después de los productos lácteos! Las alubias rojas y el konjac son particularmente ricas en fibra, lo que favorece el tránsito. Mientras que es aconsejable comer 25 a 30g de fibra por día, los españoles sólo comen 15g… Por último, las hierbas como el cilantro, el cebollino y la albahaca son verdaderos cócteles de beneficios para la salud por su alto contenido en antioxidantes. Por lo tanto, son buenos para nuestra piel y mantienen la elasticidad.

Imprescindible el Omega 3

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

A las mujeres japonesas les encanta el pescado azul, y tienen razón: es rico en omega 3, agente protector de las células y los lípidos en la sangre. Las proteínas procedentes de los peces, los crustáceos y las algas también tienen una buena densidad nutricional. Estos nos garantizan una piel hermosa. En lo que respecta a la carne, la opción preferida es la Wagyu. La carne de este animal se identifica por su característico marmoleado o infiltración grasa en las fibras musculares, lo que le confiere una textura suave que parece que se funda en el paladar. Su aroma es único y ligeramente dulce, y su un sabor intenso y agradable. Su grasa es baja en colesterol y rica en omega 3.

No olvidar el magnesio

El magnesio es el mineral que gobierna todo el sistema de producción de energía de la célula. Presente en grandes cantidades en las comidas de las mujeres japonesas, se encuentra en las legumbres, la soja y el sésamo. Verdadero elixir de salud y larga vida. Se considera un antidepresivo natural gracias a sus propiedades eufóricas que actúan sobre todo el sistema nervioso. Es importante aumentar la ingesta de magnesio en la menopausia para prevenir la osteoporosis.