Los 7 alimentos que arruinan tu digestión

Para nuestro sistema digestivo es complicado digerir todos los alimentos de la misma forma, dado que existen algunos que por sus características y composición resultan menos digeribles que otros.

Después de comer, en ocasiones el estómago nos puede doler, se hincha o nos arde, y puede ser algo circunstancial o crónico. Esta molestia digestiva se llama dispepsia. Para evitarlo, lo mejor es eliminar o reducir ciertos alimentos que son considerados muy difíciles de digerir. Entre estos alimentos encontramos:

Platos picantes

Para algunas personas, cocinar sin especias es hacer que los platos estén desabridos y tristes. Pero cuando utilizas en exceso curry o chiles, la digestión puede hacer que se presenten sorpresas desagradables. Algunos condimentos, en especial si son fuertes, pueden causarle una irritación a todo el sistema digestivo, que incluye la garganta, el esófago y el estómago. Los inconvenientes varían de una persona a otra, ya sea según los hábitos alimenticios o por la sensibilidad del organismo de cada persona.

Alimentos grasos (fritos)                                                                                           

El organismo necesita determinado tiempo para poder digerir aquellos alimentos grasos y altamente calóricos. Es por esta razón, que una comida abundante puede resultar en una mala digestión, causando una sensación de falta de energía en el cuerpo.

Los alimentos grasos como los fritos, son los que más originan una difícil digestión, puesto que pueden ralentizar el tránsito de dichos alimentos y ocasionar ataques de estreñimiento.

Legumbres

Las legumbres como los frijoles, los garbanzos o las lentejas, se destacan por sus grandes beneficios desde el punto de vista nutricional. Sin embargo, para algunos estómagos es difícil su digestión, debido a que este tipo de alimentos contienen una gran cantidad de carbohidratos y fibras, sustancias que el organismo no siempre puede descomponer de manera normal.

Por lo tanto, en lugar de descomponerse en el intestino delgado, estas legumbres pasan al intestino grueso en donde se fermentan y alimentan a las bacterias, generando gases y flatulencias. Una recomendación es remojar las legumbres en agua fría antes de cocinarlas, cambiando el agua varias veces.

Productos lácteos

Más que la leche como tal, el problema es la lactosa que contiene organismos difíciles de asimilar. Este carbohidrato lo podemos encontrar en la leche de vaca y oveja, y en menor medida en la leche de cabra. Cuando los productos lácteos causan mala digestión, es probable que esto se deba a la falta de lactasa. Esta enzima permite dividir la lactosa en galactosa y glucosa, que son dos tipos de azúcar que ayudan a la correcta digestión de la leche. Dependiendo de cada persona, no es necesario eliminar todos los productos lácteos de su alimentación.

Verduras crudas

Las verduras crudas son muy conocidas por su gran aporte de vitaminas, fibras y antioxidantes. Pero cuidado, cuando se consumen en grandes proporciones, pueden ocasionar algunos problemas digestivos. Esto debido a que las fibras que se encuentran en ellas irritan el tracto digestivo.

Cebolla

Al igual que el repollo, la cebolla tiene un alto contenido de fibra que el estómago no siempre digiere totalmente. La parte que no se asimila se estanca en el estómago, hasta que las bacterias del tracto digestivo se encargan de ella, por lo que, la cebolla y el ajo son alimentos fermentables. Esta fermentación es la que causa hinchazón, gases y acidez estomacal.

Caramelos

Todos los dulces y las gomas de mascar, tienen un alto contenido de dióxido de titanio, algo que dificulta la digestión. Asimismo, masticar chicle hace que se trague aire, lo que causa hinchazón.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address