Cocina, recetas y alimentos

¿Comer alimentos integrales todos los días es bueno o malo para la salud?

Consumir alimentos integrales tiene importantes beneficios para la salud. Por consiguiente, es un excelente hábito, aunque puede tener algunas contraindicaciones.

Es muy conveniente poder reconocer los alimentos que son realmente integrales y saber elegirlos. Por ello, en este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre los alimentos integrales.

Beneficios de los alimentos integrales.

Previenen el cáncer: particularmente el cáncer de colon. Esto se debe a principalmente a la numerosa presencia de antioxidantes.

Es bueno para el intestino: gracias a su alto contenido de fibra, estos alimentos mejoran la función intestinal y ayudan a combatir el estreñimiento. Las fibras facilitan el tránsito de los alimentos por el tracto intestinal y ayuda a eliminar toxinas.

Te ayudan a perder peso: el consumo de alimentos integrales genera una sensación de saciedad, por lo tanto, contribuye a evitar comer en exceso y a controlar el peso. No obstante, para no aumentar de peso es necesario que la alimentación sea equilibrada, ya que no basta con incluir productos integrales.

Reducen el riesgo de diabetes y mantiene el colesterol bajo control: los alimentos integrales ayudan a prevenir el riesgo de desarrollar diabetes y resistencia a la insulina, debido a que las fibras y ácidos que contienen permiten un índice glucémico bajo. Asimismo, ayuda a reducir los niveles de colesterol.

Protegen el sistema cardiovascular: los alimentos integrales son ricos en grasas “buenas”, las cuales protegen el sistema cardiovascular.

Ralentizan la absorción de azúcares y reducen el azúcar en sangre: debido a su alto contenido en fibra, los alimentos integrales permiten una menor y más lenta absorción de azúcares, liberando de esta forma la energía a lo largo del día. Gracias a esto ayudan a mantener bajo control el azúcar en sangre.

Fortalecen el sistema inmunológico: los alimentos integrales también tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

Son fuente de vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes: son una excelente fuente de carbohidratos, los cuales son fundamentales para nuestra salud. También son ricos en vitaminas B y E, así como en sales minerales como hierro, magnesio, fósforo, zinc y cobre.

Contraindicaciones de los alimentos integrales

Estos alimentos tienen ciertos inconvenientes. Generalmente son menos apetecibles que otros alimentos y son menos almacenables. Asimismo, la presencia de ácido fítico y taninos, acompañados de un exceso de fibra, también pueden dificultar la absorción de algunos minerales y proteínas. Además, los alimentos integrales a causa de su abundante ingesta de fibra, no se recomiendan para aquellas personas que sufren de intestino irritable.

Cómo escoger alimentos integrales

Al elegirlos, debe prestar mucha atención a la cantidad utilizada de harina integral, esta debe ser de al menos 50%. Si los productos que quiere comprar contienen un porcentaje más alto de harina refinada, entonces no se consideran integrales. Asimismo, se debe comprobar cuáles son los ingredientes que se utilizan en su preparación. Ten en cuenta que los alimentos integrales no son integrales solo porque contengan algunos granos.

Publicaciones relacionadas