5 alimentos que nunca debes calentar en el microondas

El microondas llegó hace ya algunos años para hacernos la vida más fácil, pero ¿es bueno utilizar el microondas para calentar o cocinar todo tipo de alimentos? Sobre esto hay muchas dudas y una investigación ha demostrado que ciertos alimentos nunca deben calentarse en el microondas.

Los expertos de Food Standards Agency y The European Food  Information Council (EUFIC), llevaron a cabo un estudio en el que analizaron los efectos que este tipo de electrodoméstico puede causar en la composición de ciertos alimentos . Se ha visto que en algunos casos la estructura de los alimentos sometidos a calentamiento se altera de tal manera que genera posibles repercusiones en la digestibilidad de los alimentos, cambia sus valores nutricionales pero también libera sustancias que son peligrosas para la salud.

ESPINACAS, ACELGAS, REMOLACHA, HINOJO, APIO…

Dependiendo de dónde se cultiven, las espinacas y otras verduras de hoja verde pueden contener altas concentraciones de nitratos, sustancias que de por sí son inofensivas. Sin embargo, el problema es que con el uso de microondas existe la posibilidad de que estas sustancias muten en nitrosaminas, algunas de las cuales son cancerígenas.

PATATAS

Una vez cocidas las patatas, si se enfrían a temperatura ambiente y luego son almacenadas en un lugar no refrigerado, se pueden crear las condiciones adecuadas para que se cultive el Clostridium botulinum. El calor del microondas no es suficiente para eliminar los riesgos que este microorganismo trae a nuestra salud.

ARROZ

En el caso del arroz se dan dos problemas relevantes al meterlo en el microondas. El primero de ellos es que calentarlo con este aparato hace que pierda prácticamente todos sus nutrientes, lo cual hace que no sea recomendable utilizarlo. Además, este alimento en ocasiones contiene bacterias que se multiplican cuando pasan tiempo a temperatura ambiente y aún más si lo recalentamos en el microondas. Esto puede causar síntomas de intoxicación de tipo digestivo.

CHAMPIÑONES

Los champiñones es mejor comerlos en el momento o en frío porque al recalentarlos pueden sufrir cambios en su composición y causar problemas digestivos como hinchazón y dolor de estómago.

POLLO

La carne de pollo es un alimento propenso a incubar bacterias, como la Salmonella. ¿Cómo podemos estar seguro de eliminar los microorganismos? Es esencial utilizar un tipo de calor que no solo sea muy fuerte sino también uniforme. Este no es el caso del microondas. Entre otras cosas, los estudiosos argumentan que calentar el pollo en este horno hace que las proteínas de la carne blanca se descompongan de tal manera que pueden provocar problemas estomacales.

Hay alimentos que no conviene recalentar en el microondas si no se quiere sufrir una intoxicación alimentaria