Cocina, recetas y alimentos

Alimentos que siempre creíste que eran veganos

Muchas veces resulta complicado distinguir los productos veganos de aquellos otros que no lo son, ya que algunos componentes de origen animal pueden estar ocultos en la etiqueta bajo nombres que no distinguimos.

Por es razón, hoy vamos a revisar algunos alimentos que transmiten la idea de ser veganos pero que realmente no lo son.

Pesto

Los piñones y la albahaca son el elemento principal del pesto, una comida aparentemente perfecta para una dieta vegana. Sin embargo, algo que a menudo ignoramos es que a este alimento generalmente se le agrega queso, lo que lo deja por fuera de toda dieta vegana.

Medicamentos

Desafortunadamente, en este caso las alternativas son pocas o casi inexistentes. En las ciencias, y principalmente en la farmacología, las sustancias de origen animal se utilizan ampliamente. La efectividad y necesidad de estas sustancias está estudiada y certificada, y muchas veces no es posible hallar una alternativa sintética.

Alimentos rojo carmín

Estos alimentos parecen estar llamando desde lejos. Sin embargo, ten cuidado, ya que el tinte rojo brillante marcado como carmín se obtiene de las hembras de cochinilla. Por lo tanto, también te recomendamos leer con cuidado las etiquetas de productos como el yogur, los refrescos y cualquier alimento de color rojo brillante

Chicle

No importa si los consumes por simple hábito, como una salida para la tensión o una manera de mantener el aliento fresco, estos productos pueden esconder sorpresas no muy agradables. Algunas industrias, como la de la gelatina o la de las gomitas son ampliamente reconocidas por usar elementos animales, pero también es fácil encontrar sustancias del mismo origen en el interior de los chicles. Se trata del ácido esteárico o lanolina, sustancia derivada del vellón de la oveja.

Pinceles y material artístico

Es muy conocido por todos que hay dos tipos de preparación para los cepillos que todos conocemos: una sintética y otra animal. El segundo suele estar hecho de crin o cabello de animal. Además, el papel de acuarela también podría ser un riesgo, ya que a menudo se trata con gelatina y las tintas proceden de la sepia o contienen huesos de animales carbonizados.

Esmaltes y cosméticos

En este caso depende mucho del fabricante, pero el debate sobre el origen animal o vegetal de los cosméticos sigue en pie. Te recomendamos que, además de buscar productos de origen vegano, busques los que son libres de crueldad animal y que certifiquen que no se hicieron pruebas con animales.

Cerveza

Una cerveza bien fría es muy importante, sobre todo durante las épocas calurosas, además es el acompañante perfecto para compartir una pizza con amigos. Sin embargo, existen en el mercado algunas cervezas que contienen ácido láctico de origen animal o se clarifican con sustancias provenientes del pescado. De igual forma, las pequeñas cantidades de estos ingredientes permiten a las empresas excluirlos de la etiqueta.

Golosinas.

Sin duda alguna son muy buenas y coloridas, al punto de ser adoradas tanto por niños como por adultos. Lo que muchos no saben es que hay muchos caramelos en el mercado que se obtiene a través de la gelatina, un ingrediente de origen animal que se usa para la producción de estas pequeñas golosinas. La gelatina se compone de huesos, tejido conectivo y órganos de animales.