Los astrónomos descubren una extraña actividad en una estrella recién descubierta

El extraño comportamiento de un magnetar ha llevado a la comunidad astronómica a hacerse algunas preguntas: aquí están los detalles.

Un equipo de astrónomos ha descubierto la actividad anómala de una estrella recientemente descubierta

Los astrónomos han descubierto una extraña actividad en una estrella recién descubierta situada a unos 15 mil años luz de la Tierra. Esta estrella se llama Swift j1818.0-1607 y su descubrimiento se remonta al año pasado. Es un Magnetar, una rara estrella formada por neutrones. Este tipo de estrella se forma cuando las estrellas «supergigantes» no logran convertirse en Supernova y entonces colapsan en núcleos sorprendentemente densos.

Los magnetares, a diferencia de otras estrellas neuronales, son capaces de producir un campo magnético bastante potente. Sólo se han detectado unos treinta de estos objetos, pero Swift J1818.0-1607 presenta unos valores anómalos poco habituales. Se han observado muy pocos magnetares que emitan ondas de radio similares a las de los púlsares. Sin embargo, ninguno de ellos pulsa como Swift J1818.0-1607.

Nuevas observaciones confirmarían las anomalías de Swift J1818.0-1607

Algunos miembros de la comunidad astronómica creen que podría ser el eslabón perdido entre el púlsar y el magnetar. Se realizaron ocho observaciones con el radiotelescopio Parkes del CSIRO durante un período de cinco meses en 2020. Los pulsos de radio de Swift J1818.0-1607 cambian claramente de carácter: en mayo se parecían a los pulsos de un púlsar; en junio se asemejaban a un débil parpadeo de luz; en julio emitía una mezcla de pulsos de radio de un magnetar y de un púlsar. Algunos investigadores describen estas crisis de identidad con términos científicos moderados, diciendo que Swift J1818.0-1607 «mostró una evolución significativa del perfil temporal durante este período».

¿Se trata de un acontecimiento extraordinario?

Marcus Lower, de la Universidad de Swinburne y del CSIRO, explica que «este extraño comportamiento no se ha visto nunca antes en ningún otro magnetar de gran volumen. Parece haber sido sólo un fenómeno de corta duración, ya que, según nuestra observación posterior, se había asentado permanentemente en este nuevo estado similar al de un magnetar.» Los mensajes contradictorios que transmitió Swift J1818.0-1607 aún no pueden explicarse del todo, pero los investigadores se inclinan a pensar que las fluctuaciones representarían una evolución estelar aún incomprendida. Swift J1818.0-1607 por el momento parece ser único, pero los otros Magnetars, aparte de los de gran volumen, también pertenecen a un campo de estudio aún joven.

Preguntas sin respuesta

El propio Lower explicó al Sydney Morning Herald que todo esto plantea algunos interrogantes a la comunidad científica. Tal vez este magnetar haya evolucionado a partir de un púlsar más regular en el tiempo -se preguntaba Lower- o tal vez estemos pasando por alto otros magnetares en la Vía Láctea porque están tan lejos de nosotros que las ondas de radio de baja frecuencia que estamos viendo están demasiado dispersas para que las podamos detectar». Sencillamente, el comportamiento de Swift J1818.0-1607 puede ser normal, pero nuestros estudios, aún en su fase inicial, pueden llevarnos a pensar lo contrario, en cualquier caso los avances son realmente muchos. Swift J1818.0-1607 parece tener el eje magnético no alineado con el eje de rotación que estaría inmerso en su hemisferio sur. Los magnetares estudiados hasta ahora han tenido sus campos magnéticos alineados con su eje de rotación. Esto podría explicar los cambios en las emisiones de radio. Mientras tanto, los investigadores siguen vigilando el Swift J1818.0-1607 para entender lo que realmente está sucediendo.

También puedes leer: Un hombre olvida la contraseña de Bitcoin y se arriesga a perder 220 millones de dólares