¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

Los beneficios del limón y el bicarbonato de sodio: ¿verdad o mito?

El limón y el bicarbonato de sodio son dos ingredientes comúnmente utilizados en remedios caseros. Se afirma que la mezcla de bicarbonato de sodio y jugo de limón puede mejorar la piel, tratar el ardor de estómago y blanquear los dientes. Sin embargo, las investigaciones son limitadas y no hay suficientes estudios para respaldar los efectos combinados de estos dos ingredientes.

El pH y la mezcla de bicarbonato de sodio y limón

La mezcla de bicarbonato de sodio y jugo de limón se basa en los principios fundamentales de la acidez y la escala de pH. Los científicos utilizan la escala de pH para medir la acidez de una solución. Una solución puede tener un nivel de pH entre 0 y 14. Cuanto más bajo sea el pH, más ácida será la solución. Los niveles de pH superiores a 7 indican una solución alcalina o básica, mientras que las soluciones neutras, como el agua pura, tienen un pH de 7.

El bicarbonato de sodio, también conocido como bicarbonato de sodio, es una base. Esto significa que cuando se disuelve en agua, forma una solución alcalina. Por ejemplo, una solución de bicarbonato de sodio al 0,1 molar tiene un pH de aproximadamente 8,3. El jugo de limón contiene ácido cítrico y tiene un pH de aproximadamente 3. Al agregar bicarbonato de sodio al jugo de limón, el pH aumenta para producir una solución más neutral.

Foto Freepik

Beneficios para la piel

En general, la piel tiene un pH ligeramente ácido de aproximadamente 5,7. Las bases, como el bicarbonato de sodio, aumentan el pH de la piel. Los niveles altos de pH pueden perturbar la función barrera de la piel, lo que puede provocar sequedad, producción excesiva de sebo y acné. El jugo de limón parece tener aplicaciones obvias para el cuidado de la piel, ya que contiene concentraciones de vitamina C y ácido cítrico, que ofrecen beneficios poderosos para la piel. El ácido cítrico es un alfa-hidroxiácido (AHA) que los fabricantes utilizan comúnmente en peelings químicos.

Sin embargo, las células de la piel repelen naturalmente las moléculas hidrosolubles, como la vitamina C. Esto significa que muy poca vitamina C penetra realmente en la piel. El alto contenido de ácido del jugo de limón puede reducir el pH de la piel. Los bajos niveles de pH pueden causar irritación en la piel, hiperpigmentación y sensibilidad a la luz UV.

Alternativas

El uso de una mezcla casera de bicarbonato de sodio y jugo de limón puede ser potencialmente dañino para la piel. En su lugar, una persona puede intentar usar limpiadores neutros o peelings químicos que contienen AHA, como el ácido glicólico.

Neutralización del ácido gástrico

El exceso de ácido gástrico puede provocar síntomas incómodos como ardor de estómago, vómitos e indigestión. Muchas personas con exceso de ácido gástrico toman antiácidos de venta libre para aliviar sus síntomas. La ingestión de bicarbonato de sodio y jugo de limón juntos también puede neutralizar el ácido gástrico de manera similar a un antiácido.

Un estudio de 2017 examinó los efectos antiácidos de diferentes alimentos. Los autores de este estudio crearon un ácido gástrico artificial con un pH de 1,2. Si bien el jugo de limón por sí solo tuvo casi ningún efecto, el bicarbonato de sodio logró neutralizar el ácido gástrico sintético.

Muchos antiácidos de venta libre contienen bicarbonato de sodio y ácido cítrico. Los limones y otros cítricos son fuentes ricas en ácido cítrico natural. Cuando una persona mezcla jugo de limón y bicarbonato de sodio, el ácido cítrico reacciona con el bicarbonato de sodio para producir un tampón llamado citrato de sodio. Un tampón se refiere a un ácido o una base débil que evita cambios drásticos en el pH. Si bien el jugo de limón no neutraliza el ácido gástrico, puede ayudar a estabilizar el nivel de pH dentro del estómago.

Alternativas

El uso de bicarbonato de sodio y jugo de limón para combatir el exceso de ácido gástrico puede ser un buen remedio casero, ya que los antiácidos de venta libre efectivos contienen ingredientes similares. Sin embargo, mezclar las proporciones adecuadas de bicarbonato de sodio y jugo de limón puede ser difícil. Consumir una mezcla con demasiado bicarbonato de sodio puede causar diarrea y gases, mientras que demasiado jugo de limón puede desencadenar reflujo ácido y empeorar los síntomas. Comprar un antiácido en la farmacia suele ser mucho más seguro.

Otros remedios caseros para reducir el exceso de ácido gástrico incluyen:

Foto Freepik
  • Evitar o reducir alimentos y bebidas ácidas.
  • Limitar el consumo de cafeína.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Comer comidas más pequeñas.
  • Beber más agua.
  • Dormir lo suficiente.

Las personas con reflujo ácido o ardor de estómago severo o persistente deben consultar a un médico o gastroenterólogo.

Blanqueamiento dental

Muchos productos de higiene bucal contienen bicarbonato de sodio debido a sus propiedades antibacterianas y su capacidad para eliminar la placa sin erosionar el esmalte dental. El bicarbonato de sodio también puede ayudar a eliminar las manchas superficiales de los dientes, lo que lo convierte en una alternativa efectiva y asequible a las técnicas de blanqueamiento tradicionales. Sin embargo, hay pocas pruebas que sugieran que agregar jugo de limón al bicarbonato de sodio mejorará los beneficios dentales del bicarbonato de sodio.

Un informe de 2017 que examinó 21 estudios concluyó que la pasta dental que contiene bicarbonato de sodio eliminaba de manera segura y efectiva las manchas en los dientes. Sin embargo, el informe no incluyó ningún estudio sobre el jugo de limón.

También es importante tener en cuenta que el jugo de limón contiene concentraciones altas de ácido cítrico y ácido ascórbico, o vitamina C. Los compuestos ácidos pueden erosionar el esmalte y causar caries. Sin embargo, la mezcla de bicarbonato de sodio y jugo de limón debería producir una solución más cercana al pH neutro.

Alternativas

Las personas interesadas en blanquear sus dientes deben consultar a su dentista. La Asociación Dental Americana (ADA) también ha aprobado varios tipos de pasta dental con bicarbonato de sodio. Para obtener el sello de la ADA, los fabricantes deben proporcionar pruebas científicas que demuestren que su producto es seguro y efectivo.

Riesgos y consideraciones generales

El bicarbonato de sodio puede tener efectos secundarios, como sed y dolores de cabeza. El bicarbonato de sodio contiene bicarbonato de sodio, que es un ingrediente activo de algunos medicamentos, como los antiácidos, y puede interactuar potencialmente con otros medicamentos. Las personas que planean consumir bicarbonato de sodio regularmente con fines de salud deben consultar primero a un médico.

Las personas con enfermedad renal o hipertensión arterial deben evitar el bicarbonato de sodio, ya que puede aumentar los niveles de sodio en la sangre.

Foto Freepik

Los efectos secundarios del bicarbonato de sodio pueden incluir dolores de cabeza, náuseas y vómitos, sed, dolor de estómago, gases excesivos, micción frecuente, hinchazón de las extremidades inferiores y fatiga.

Los limones contienen muchas vitaminas y minerales esenciales. El jugo de limón también contiene compuestos que tienen propiedades antibacterianas y antioxidantes beneficiosas.

Sin embargo, el jugo de limón es ácido y un consumo excesivo puede causar efectos secundarios como pérdida de esmalte dental, caries, reflujo ácido, náuseas y vómitos.

Las mezclas de bicarbonato de sodio y jugo de limón son trucos de salud populares, utilizados por las personas para el cuidado de la piel, el blanqueamiento dental y el tratamiento del ardor de estómago y la indigestión. Sin embargo, actualmente hay evidencia científica limitada para respaldar los beneficios para la salud de estas mezclas, lo que dificulta llegar a conclusiones definitivas.

Tanto el bicarbonato de sodio como el jugo de limón tienen varios beneficios para la salud por sí mismos. Sin embargo, combinar estos dos ingredientes sin una dosificación o instrucciones de uso específicas puede tener efectos secundarios no deseados.

Es importante tener en cuenta que, si bien el limón y el bicarbonato de sodio pueden ser útiles en ciertas situaciones, es crucial consultar a un profesional de la salud antes de utilizarlos como remedios caseros.

Recuerda que la información proporcionada en este artículo es solo para fines informativos y no reemplaza el consejo médico profesional. Si tienes alguna preocupación sobre tu salud, consulta a un médico o profesional de la salud calificado.

4/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Lidia Baldomero