Conoce los beneficios del vinagre de manzana

Dentro de todos los beneficios del vinagre de manzana esta que ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial alta y contribuye a la perdida de peso.

Estos son los beneficios del vinagre de manzana

Beber vinagre de manzana es un hábito que puede ayudar a mejorar su salud. En referencia a estos datos, le contamos qué es y cuántos beneficios y propiedades preciosas tiene el vinagre de manzana.

El vinagre de manzana

El vinagre de manzana es el resultado de la fermentación de la sidra o el jugo de manzana. El vinagre de manzana se utiliza como condimento, también por su aroma. Es rico en muchas propiedades beneficiosas, gracias a la presencia de las manzanas. Es de un color amarillo intenso. Suele ser más turbio que el vinagre de vino, con sedimentos en el fondo. Es principalmente una bacteria acética.

Las propiedades nutricionales del vinagre de manzana

En 100 mililitros de vinagre de manzana hay unas 21 calorías, 94 g de agua, 0,9 g de carbohidratos, 0,4 g de azúcares, 7 mg de calcio, 0,2 mg de hierro, 5 mg de magnesio, 8 mg de fósforo, 73 mg de potasio, 5 mg de sodio, 0,04 mg de zinc.

El vinagre de manzana puede inducir una disminución de los niveles de potasio en nuestro cuerpo si se consume durante un largo período de tiempo. Es mejor que las personas con diabetes no lo consuman porque puede afectar a la cantidad de glucosa e insulina en la sangre.

Los beneficios del vinagre de manzana

Se han realizado varios estudios que han demostrado que tomar dos cucharadas de vinagre de manzana antes de acostarse puede regular los niveles de azúcar en la sangre. En la dieta acelera el metabolismo y esto ayuda a sentir menos hambre. Mata las bacterias, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, mejora la circulación y, gracias al ácido málico, logra ser un buen analgésico.

El vinagre de manzana también parece ser capaz de bajar la presión arterial, contiene minerales como el fósforo, el azufre, el hierro, el magnesio y especialmente el calcio y el potasio. Es una fuente de pectina, una fibra soluble en agua que protege las células y los vasos sanguíneos y ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre.

 

También puedes leer: Supera los trastornos digestivos gracias a la aromaterapia