Belleza

Cabello blanco de repente: ¿Qué hago?

Con el paso del tiempo, el ser humano experimenta un proceso de envejecimiento del cuerpo que se manifiesta de diversas formas como, por ejemplo, arrugas, manchas en la piel y, la más común de todas, canas.

La aparición repentina de pelos blancos suele ser motivo de preocupación para muchas personas, ya que los pelos blancos son la manifestación más evidente del proceso que se inicia con el paso del tiempo y que deteriora nuestro cuerpo, por lo que a muchas personas no les gusta mostrar estos signos evidentes de envejecimiento, e intentan por todos los medios remediarlos y taparlos de alguna manera, evitando llamar la atención de todos.

¿Por qué el pelo se vuelve blanco?

Lo que hace que el cabello sea blanco es el cese de la producción de melanina, una sustancia presente en nuestra piel, que tiene la misión de dar color a ésta y al propio cabello con pigmentos de color. Cuando esta melanina deja de producirse, el resultado es el cabello gris o blanco, que en realidad no es de uno de los dos colores, sino que no tiene ningún color: es neutro.

Este fenómeno, por muy rápido que sea, nunca se produce de la noche a la mañana o en unas horas. Se produce al menos en unos días o semanas, pero es más rápido de lo normal y no es tan inusual. Se dice que la causa principal es un fuerte estrés emocional, la genética e incluso un cambio hormonal.

Los efectos psicosomáticos que se desencadenan debido a las experiencias traumáticas se manifiestan por medio de la piel y el cabello:

La piel se vuelve más fina, seca, encanecida y se comienzan a formar las primeras arrugas. En cambio, el cabello se suele caer y desgastar. En casos de estrés muy fuertes, puede tornarse gris en poco tiempo.

Además, el color blanco del pelo también puede depender de algunos factores hereditarios y del estado de salud de la persona. También es importante tener en cuenta que, así como puede deberse a los cambios hormonales, también puede ser culpa de problemas en el sistema inmunológico.

¿Qué hago con las canas? 

No existe ningún remedio que pueda curar el problema restaurando la producción de melanina y, por tanto, el color original del cabello. Como hemos dicho antes, la causa principal de este proceso es la genética, sobre la que no podemos influir. Lo único que se puede hacer es tomar medidas correctoras para remediar el problema o intentar prevenirlo siguiendo un determinado estilo de vida, empezando, como en todo, por una dieta sana. Por lo tanto, tenemos tres posibles etapas del proceso para buscar la solución ideal a nuestro problema y son:

Prevención: todas aquellas soluciones destinadas a evitar o frenar el problema.

Tintes: todas aquellas soluciones, digamos químicas, que se pondrán en práctica cuando el problema ya se haya producido.

Remedios caseros: soluciones para blanquear el cabello que implican el uso de productos naturales fácilmente disponibles en casa.