Salud

¿Cuáles son los exámenes que toda mujer debe hacerse a partir de los 50 años?

La prevención es clave para la buena salud y es una recomendación que se da a cualquier edad, pero se vuelve más común cuando ya no se es muy joven. De hecho, hay una serie de pruebas a las que las mujeres deben someterse cuando cumplen los 50 años. Se trata de investigaciones que no sólo nos ayudan a saber cómo se encuentra nuestro organismo, sino que también nos ayudan a detectar señales de alarma a las que se le debe prestar atención.

¿Qué exámenes debe hacerse una mujer después de los 50 años?

Si bien un «chequeo» de vez en cuando es bueno, no todos saben que tipo de pruebas son recomendadas cuando se llega a esta edad, por eso veremos algunas recomendaciones:

Análisis de sangre

Lo primero es que solo los médicos deben indicar la frecuencia con la que deben realizarse. Para el caso de las mujeres de más de 50 años, recomiendan los análisis de sangre para los niveles de colesterol, la glucemia, la trigliceridemia y la sideremia.

Examen de heces

Este análisis se realiza con el fin de identificar la presencia de sangre oculta en las heces  y poder diagnosticar el cáncer de colon y recto, el cual es más probable de padecer a medida que se envejece. Cuando se encuentran rastros de sangre, se realiza una investigación más profunda como una colonoscopia. Se recomienda realizar los análisis de heces anualmente o según la sugerencia del médico.

Mamografía

Es un examen indoloro y rápido, que permite conocer el estado general en el que se encuentran los senos. También existe la mamografía digital, la cual usa un software que ofrece un diagnóstico más profundo. Según los expertos, la mamografía debería realizarse cada dos años una vez cumplidos los 40 años.

Exámenes oculares

El bienestar de los ojos es importante sin tener en cuenta la edad, pero se le debe prestar especial atención cuando se superan los 50 años. Con el envejecimiento, los ojos pueden sufrir cambios que ocasionan problemas más graves, como el glaucoma. En estos casos el especialista es quien se encarga de indicar la necesidad de las revisiones y la frecuencia de estas.

MOC

MOC significa «Computerized Bone Mineralometry». Se trata de un examen que busca medir la densidad mineral del hueso. Investigaciones ha demostrado que las mujeres son más susceptibles a padecer de huesos frágiles. Este examen se centra en diagnosticar la osteoporosis y se recomienda realizarse de cada tres a cinco años.

Examen ginecológico y prueba de Papanicolaou

Los exámenes ginecológicos frecuentes y las pruebas de Papanicolaou son un buen hábito de salud para todas las mujeres que tienen una vida sexual activa. Por si no lo sabes, la prueba de Papanicolaou busca diagnosticar el cáncer de cuello uterino.

Ecografía pélvica transvaginal

Este tipo de ecografía se enfoca en medir el grosor del endometrio o la capa interna del útero, además de examinar los órganos genitales internos (útero y ovarios) en busca de encontrar anomalías o problemas. Se realiza empleando una pequeña sonda que entra por la vagina, la cual envía una imagen a un monitor que muestra el estado de salud de la zona interesada. Se recomienda realizarse cada dos años.