LifeStyle

10 consejos para mantener tu casa fresca sin aire acondicionado

Cuando llegan las altas temperaturas, encender el aire acondicionado representa un gran aumento en la factura de la electricidad. Para evitar que este aumento sea exageradamente alto, veamos 10 consejos útiles para mantener tu casa fresca sin tener que abusar del consumo de energía.

Cierra las persianas.

Gran cantidad de calor entra a tu casa por medio de las ventanas, por lo que si quieres controlar el clima de tu casa, también debes prestar atención al estado de tus cortinas. Es mejor mantenerlas cerradas y cubiertas con persianas o cortinas durante las horas más calurosas del día, sobre todo esas ventanas que reciben la luz directa del sol.

Aprovecha si tienes árboles cerca de tus ventanas.

Si a las afueras de tu casa hay árboles, abre las ventanas, esto creará una corriente de presión de enfriamiento. También puedes instalar un ventilador cerca de la ventana para aprovechar esa corriente.

Usa cortinas para enfriar el ambiente.

Puedes rociar una toalla o una sábana con agua fría y úsala para cubrir la ventana. La brisa pasará a través del paño fresco y húmedo, lo que ayuda a que la temperatura final sea menor.

Usa un deshumidificador.

El aire húmedo es más incómodo que el aire seco. Los deshumidificadores extraen la humedad de un día caluroso y hacen que el ambiente de la casa sea más confortable cuando sube la temperatura. El nivel de humedad ideal es el 60%, por lo que te recomendamos utilizar un deshumidificador que se apague automáticamente cuando llegue a este nivel. Puedes utilizar el agua recogida para regar tus plantas.

Deja circular el aire.

En lugar de usar todo el tiempo el aire acondicionado, mejor utiliza un ventilador, la brisa de un ventilador de techo o de suelo ayuda a estar frescos, incluso cuando la temperatura alcanza niveles demasiado altos, por lo que te puede ayudar a ahorrar un poco en la factura eléctrica. Un buen truco es ajustar el termostato del aire acondicionado entre 3 y 5 grados por encima de lo normal y utilizar un ventilador de techo.

Trucos con el ventilador.

Usando un simple bol con hielo y un ventilador, puedes imitar la brisa del mar. Solo coloca el bol detrás de las aspas del ventilador y el aire será una brisa fresca y brumosa.

Sobre los extractores de aire.

Los ventiladores de los baños y el extractor de la cocina se encargan de extraer el aire caliente de la casa, por lo que, si no tienes uno, puede ser un buen momento para considerar la instalación de alguno o de ambos.

Instala los ventiladores en los lugares adecuados.

Está claro que los ventiladores simplemente mantienen el aire en movimiento, pero no lo enfrían, por eso te recomendamos instalar los ventiladores frente a las ventanas o en los pasillos para crear una brisa cruzada que movilice el aire más fresco del exterior a cada rincón del hogar.

Cierra las puertas de las habitaciones que no estén ocupadas.

Si no tienes más opción que usar el aire acondicionado, mantén el ambiente frío tanto como sea posible en las habitaciones donde vayas a pasar la mayor parte del tiempo y evita que entre en las habitaciones que no vas a utilizar.

Comienza a usar una almohada refrescante.

¿Ya cambiaste tus sábanas de franela por uno de un tipo más ligero, pero sigues teniendo problemas para conciliar el sueño con tranquilidad? En el mercado hay otra forma de mantenerse frescos al momento de ir a dormir, se trata de almohadas con un gel refrigerante que dispersa el calor del cuerpo y ayuda a conciliar el sueño más rápido.