Lo que no sabías de los hilos del plátano

Sabes para que sirven los hilos blancos del plátano

Si eres como la mayoría, seguramente habrás pelado un plátano o banana y les habrás quitado esos hilos que resultan tan molestos. Aunque muestres una paciencia zen al retirarlos, tal vez estás pecando por mero capricho y aquí te decimos por qué.

¿Qué son esos “hilillos”?

Es cierto que el plátano goza de gran popularidad como fruta por su sabor, versatilidad y propiedades medicinales. A pesar de ello, tienen un pequeño detalle que suele incomodar a la mayoría de las personas al comerlo: unas pequeñas hebras que se adhieren a la parte suculenta o quedan colgando.

En términos biológicos, son conocidos como floemas y también están relacionados con los xilemas. En ambos casos, hablamos de tejidos que transportan nutrientes y ayudan a la formación del banano. Funcionan como un sistema vascular que aporta agua, minerales y estimulan la maduración de este delicioso fruto.

Desde la perspectiva nutricional, aún no está claro si estas tiras contienen más propiedades que las otras partes de la fruta. No obstante, los expertos apuntan que podrían tener otro tipo de fibras y micronutrientes.

¿Comerlos o no?

Como otras frutas conocidas por sus cualidades fitoterapéuticas, usos y sabor, el plátano puede comerse entero, incluso la concha. Esto incluye los pequeños floemas que muchos consideran poco apetitosos. La justificación para no ingerirlos, es porque su textura y aspecto ciertamente no se parecen a la pulpa.

Aunque tienen un gusto diferente y muy poco sabor, la elección de comerlos es personal. Su consumo no es perjudicial y te aportan otra clase de micronutrientes que son beneficiosos para el cuerpo. Si no te incomodan los hilos de la banana, la próxima vez puedes intentar algo diferente y comerlos.

Súper plátanos

Los bananos en su estado natural destacan por tener carbohidratos, fibras y minerales como calcio, zinc, magnesio, selenio y mucho potasio. Además, destacan por su contenido de vitaminas y aminoácidos, en especial el triptófano. Por eso relaja el cuerpo, reduce la hipertensión, regula el proceso digestivo y reduce la acidez estomacal.

¿Es posible crear plátanos sin floemas?

La ciencia dice que sí. Investigadores reconocidos como el Dr. Nicholas Gillett, indican que la ausencia de “hilillos”, es señal clara de una modificación genética. Aun así, es fiel partidario de que la industria debería producir bananos más resistentes, con mayor cantidad de nutrientes y poderes curativos.