¿Los hongos en los pies son contagiosos? Síntomas, remedios y qué hacer

¿Son contagiosos los hongos en los pies? Descubra todos los síntomas y remedios para esta infección.

Infecciones por hongos o para usar el término médico infecciones micóticas, se encuentran entre las diez infecciones más comunes en el mundo, así que desafortunadamente es muy fácil de tomar. Los hongos son organismos que viven en todas partes a nuestro alrededor y también en nuestro cuerpo.

Causas de los hongos en los pies

Por lo tanto, las infecciones por hongos pueden ocurrir cuando se crean condiciones particulares para las cuales la proliferación de hongos aumenta dramáticamente. Estas condiciones pueden ser, por ejemplo, las malas condiciones de higiene personal o, por ejemplo, el sudor de nuestra ropa. Los hongos tienen la capacidad de transmitirse a diferentes partes de nuestro cuerpo si no se detienen a tiempo y aún más grave la transmisión puede ocurrir incluso entre diferentes personas.

Entonces, además de prestar atención a los hongos en nuestro cuerpo, también debemos tener mucho cuidado con los lugares a los que vamos para no correr el riesgo de ser infectados por hongos. Para evitar esta infección de contacto desagradable, primero debemos prestar mucha atención a la limpieza de nuestro cuerpo, luego mantener la parte afectada de los hongos siempre muy seca para evitar la reproducción y la propagación de los hongos favorecidos por las áreas húmedas.

Estas son algunas precauciones que deben tomarse, pero antes que nada debemos entender si realmente padecemos hongos. En general, los hongos de la piel tienen múltiples causas.

Síntomas de los hongos en los pies

Los síntomas de los hongos pueden ser diferentes, como primera advertencia podríamos tener picazón en los pies en la parte afectada con el consiguiente enrojecimiento de la misma parte y la piel comienza a presentar escamas porque se vuelve muy seca y causa infección. Cuando la infección, si no se trata, comienza a empeorar, comienzan a mostrar erupciones redondas hasta la aparición de ampollas molestas.

No se debe descartar que el área afectada por la infección cause dolor y, muy a menudo, también puede ser maloliente. Entonces, lo único que se puede hacer para evitar que la infección por hongos nos afecte a todos es tratarlos. Los problemas de micosis que han aparecido en las uñas, en los pies, generalmente los más frecuentes, especialmente entre los atletas, o en cualquier otra parte del cuerpo, pueden tratarse de dos maneras diferentes.

Remedios y prevención

Sin embargo, la base de una terapia contra hongos se hace siempre con medicamentos antimicóticos.

La primera forma en que los hongos se pueden curar es con preparaciones locales. Estas preparaciones son simplemente cremas, geles o polvos que se usarán solo en la parte afectada por el hongo con una terapia que puede durar desde unos días hasta algunas semanas, dependiendo de la infección. La segunda forma de curar la infección por hongos es la sistémica, es decir, con medicamentos para uso oral que afectan la infección desde adentro.

Si, en cambio, no tenemos hongos, pero el riesgo de infección podría ser alto, debemos tomar precauciones para evitar la infección. Si a menudo nos encontramos en lugares donde hay muchas personas, siempre evitamos caminar descalzos, en el caso de piscinas o gimnasios, por ejemplo, siempre usamos zapatillas que pueden aislarnos del suelo y siempre prestamos atención al uso de nuestras zapatillas y no las de los demás.

Como hemos visto, el riesgo de una infección por hongos siempre está a la vuelta de la esquina, pero con pequeñas precauciones podemos evitar ser infectados o si desafortunadamente lo hicimos, solo una simple terapia y cierta previsión, los hongos desaparecen muy rápidamente sin crear demasiado trastorno.