¿Sabías que los limones ayudan a prevenir los cálculos renales?

Los cálculos renales son un fenómeno muy común. El jugo de limón puede ser usado como una terapia secundaria. Por esta razón.

Los riñones son responsables de filtrar los productos de desecho, equilibrar los fluidos del cuerpo, liberar las hormonas que regulan la presión sanguínea, producir la orina y muchas otras tareas esenciales. Este pequeño pero poderoso órgano con forma de frijol puede ser afectado por varias enfermedades, como los cálculos renales.

Los cálculos renales son pequeñas masas que se desarrollan cuando ciertas sustancias, como el calcio, el oxalato y el ácido úrico, se acumulan y forman cristales en los riñones. Después de formarse, pueden pasar a través del uréter, bloqueando el flujo de orina y causando un dolor intenso en un lado del cuerpo entre el estómago y la espalda, sangre en la orina, vómitos y náuseas. Este problema es bastante común.

¿Cómo pueden los limones prevenir los cálculos renales?

Los limones contienen ácido cítrico que puede ayudar a prevenir los cálculos renales. Actúa aumentando el volumen y el pH de la orina, creando así un entorno menos favorable para la formación de cálculos renales. Evita que las piedras se conviertan en «problemáticas» al recubrirlas y evitar que otro material se adhiera a ellas.

Para aquellos que ya han tenido cálculos renales, consumir media taza (125 ml) de jugo de limón por día puede proporcionar suficiente ácido cítrico para ayudar a prevenir la formación de cálculos, según un estudio. Estos resultados sugieren que la terapia con jugo de limón puede utilizarse como terapia secundaria para el tratamiento de la nefrolitiasis hipoclorosa (cálculos urinarios formados debido al bajo consumo de citrato).

Cómo aumentar el consumo de ácido cítrico con los limones

  • Exprimir el limón fresco directamente en el té o el agua para su consumo;
  • Beber limonada todos los días. Para hacer una limonada casera, exprima una taza de jugo de limón fresco en una jarra de agua fría y añada miel;
  • Usar jugo de limón en el pescado;
  • Usar limón fresco en la ensalada de lechuga o espinacas.

 

También puedes leer: Diarrea: ¿cómo detenerla rápidamente?