Belleza

7 malos hábitos de belleza que tenemos antes de dormir y que nos hacen envejecer más rápido

Todos tenemos malos hábitos. Sin embargo, ya no tendrás ninguna razón para seguir haciendo las que mencionaremos a continuación.

No lavarte la cara antes de dormir

Nuestra piel a lo largo del día se ve totalmente afectada por la contaminación, los rayos UV, el maquillaje, etc., por eso es fundamental cuidarla y no desmaquillarla no es una buena idea. Tomarse el tiempo necesario para eliminar todas las impurezas del rostro es esencial para tener una piel hermosa y sana.

Olvidar cepillarse los dientes

Frecuentemente, olvidamos hacer esto. Sin embargo, se corre el riesgo de no tener muy buen aliento. Durante el día, nuestro esmalte dental se encuentra protegido por la saliva. En la noche, producimos menos y sin el uso del cepillo de dientes y la pasta dental, corremos el riesgo de terminar con caries. Por consiguiente, para contrarrestar la falta de saliva y la acidez de los alimentos, debemos cepillarnos los dientes todas las noches.

Dejar el cabello suelto

Antes de irte a la cama, recoge tu cabello con una trenza no muy ajustada. La mejor manera de mantener el cabello limpio, especialmente durante el verano, es atando el cabello mientras duermes, además es una ventaja para evitar nudos. Asimismo, atar el cabello por la noche causa menos fricciones y, por tanto, permite que las puntas se dañen menos.

Hablar por teléfono

Un estudio reciente demostró que aquellas personas que hablaron por teléfono durante un largo período antes de acostarse, tardaron más tiempo en alcanzar un sueño profundo y con periodos más cortos del mismo.

Mantenerse despierto hasta tarde

El descanso para la belleza es algo real. Si no crees que el sueño hace la diferencia, hazte  una foto de cómo te ves al trasnochar y después de dormir ocho horas. Creo que solo eso te convencerá

No cambiar la funda de las almohadas con frecuencia

Te sorprenderá saber que existen miles de pequeñas bacterias y ácaros acechando en el interior de las fundas. Asimismo, si no te quitas el maquillaje correctamente, es probable que en las fundas se acumulen rastros de rímel, rubor o base. Acostumbrate a cambiar fundas y sábanas cada semana.

Fumar

Un estudio reciente encontró que los fumadores tienen un mayor nivel de actividad cerebral durante el sueño, provocando una menor calidad de sueño traducido a menor descanso. Asegúrate de que tu último cigarrillo sea por lo menos cuatro horas antes de dormir.

Publicaciones relacionadas