Los malos hábitos que debes evitar para vivir por más tiempo

Los malos hábitos que debes evitar, especialmente si se prolongan con el tiempo, pueden disminuir nuestra esperanza de vida, es importante que cuando los identifiques, trates de cambiarlos por hábitos saludables para mejorar tu calidad de vida: aquí hay algunos.

En nuestra vida cotidiana, cada uno de nosotros seguramente tendrá algunos malos hábitos que, desafortunadamente, pueden socavar la calidad de nuestra existencia y disminuir sus expectativas. Hay algunos que inmediatamente llaman la atención y que a menudo no nos damos cuenta.

  1. Falta de regularidad:

Uno de los principales factores estresantes en las personas es sin duda el relacionado con la falta de una rutina regular. Por ejemplo, almorzar una hora más tarde de lo habitual puede provocar un aumento de cortisol (hormona del estrés).

  1. Elección incorrecta de frutas y verduras:

La fruta que compramos a menudo no siempre es fresca y contiene menos vitaminas. Por esta razón, siempre se debe tener mucho cuidado y si no se puede estar seguro de que es fresco y no congelado y que sus nutrientes están intactos, es mejor no comprarlos.

  1. No hacer ejercicio:

Hacer poco ejercicio tiene muy malas consecuencias sobre los niveles de azúcar, colesterol y presión arterial. Debes hacer ejercicio mínimo tres veces a la semana para mantener activo tu cuerpo y tu mente. Si no quieres ir al gimnasio hay muchas rutinas rápidas que puedes hacer desde la comodidad de tu casa.

  1. Morderse las uñas:

Quien se come las uñas ingiere una gran cantidad de bacterias que pueden causar síntomas como vómitos o diarrea.

  1. Fumar:

Fumar no solo aumenta el riesgo de cáncer, sino que debilita el sistema inmunitario al aumentar la susceptibilidad a la gripe, los resfriados o la neumonía.

  1. No lavar las sábanas frecuentemente:

No lavarlas con frecuencia provoca la presencia masiva de ácaros del polvo. En este caso, seremos más propensos al asma o reacciones alérgicas.

  1. Dormir poco:

No dormir lo suficiente reduce la energía de cada uno de nosotros y nos hace más vulnerables a las enfermedades porque las células no descansan bien en ausencia de sueño. Se supone que debes dormir por lo menos 8 horas diarias para poder descansar lo suficiente. Si duermes menos de estas 8 horas, estás más cerca de tener problemas médicos, además de sentir cansancio todo el tiempo, cambios emocionales y volverte distraído/a.

  1. No tomar suficiente agua:

Debes saber que el agua te trae un sinnúmero de beneficios que te ayudan a tener una buena salud. No solo te mantiene hidratado/a sino que mantiene tu piel en buen estado, mejora la digestión y permite el buen funcionamiento de tus células. Así que deja de lado la flojera y empieza a beber agua. Si no te gusta porque no sabe a nada, puedes usar algún saborizante natural para darle sabor.

También puedes leer: Malos hábitos que dan dolor de espalda