Salud

¿Es cierto que los medicamentos genéricos son iguales a los de marca?

El medicamento genérico, también llamado equivalente o bioequivalente, es un fármaco que tiene el mismo ingrediente activo, la misma forma farmacéutica, la misma vía de administración y la misma dosis que un medicamento de marca, el cual no se encuentra cubierto por una patente.

Pero ¿realmente un medicamento genérico es el mismo que el de marca?

Como se dijo anteriormente, su principio activo es el mismo. No obstante, los medicamentos genéricos no son totalmente iguales a los de marca debido a que pueden tener una composición diferente o haber sido elaborados con una tecnología farmacéutica distinta. Sin embargo, los medicamentos equivalentes son de igual valor que los de marca y no causan efectos secundarios diferentes.

Desde el aspecto farmacológico, no hay diferencias entre un medicamento genérico y uno de marca, y su eficacia está garantizada.

Su real diferencia consiste en el precio. Todo radica en que los medicamentos genéricos al ser elaborados sin costos de investigación o estudios de seguridad y eficacia, al ser registrados deben tener un precio más bajo que los originales. En algunos de estos medicamentos se logra ahorrar hasta un 50% y por eso son un medio importante para las personas.

Por lo tanto, los fabricantes de los medicamentos genéricos al no tener que repetir todos los estudios de eficacia y seguridad que ya han sido realizados por los creadores de los medicamentos originales, para ellos es suficiente con presentar al organismo de control todos los documentos con los que demuestren la bioequivalencia del producto, las medidas para asegurar el control de calidad y la capacidad del proceso de producción.

Tenga en cuenta que siempre el farmacéutico de medicamentos equivalentes debe informar al comprador de la existencia de un medicamento genérico similar al original, así como a los médicos encargados de los servicios de salud, los cuales deben informar al cliente de la existencia de medicamentos bioequivalentes. Por otra parte, el ciudadano siempre es totalmente libre de decidir si compra el de marca o el genérico.

Publicaciones relacionadas