Los mejores nutrientes que mantienen nuestra piel fresca

piel sana y radiante

Una alimentación adecuada y equilibrada es beneficiosa para nuestra salud y para la absorción de las vitaminas y minerales que necesitamos tomar a diario.

Una dieta adecuada y equilibrada hace que nuestra piel mantenga su elasticidad al tomar los nutrientes necesarios, evita la flacidez, la falta de brillo, la sequedad y la formación de arrugas. Pero, ¿Cuáles son los alimentos que embellecen la piel?.

La vitamina C es importante para la salud de la piel. Esta vitamina combate el envejecimiento y reduce la formación de arrugas.

Las zanahorias, beneficiosas para la salud de los ojos y la piel, son muy ricas en vitamina A. Especialmente las zanahorias añadidas a la fórmula de los productos cosméticos mejoran el aspecto de la piel. El retinol, que se menciona en los ingredientes de la mayoría de los productos cosméticos para la piel, se refiere a los extractos de zanahoria. Porque la zanahoria funciona como un retinol natural y mejora la piel.

Como fuente única de zinc, las semillas de calabaza contienen el mineral más saludable e importante para la piel. El zinc ayuda a regular los niveles básicos de colágeno, proporciona la regeneración de las células de la piel y fortalece la membrana celular junto con la vitamina C.

Los flavanoles y los componentes vegetales antioxidantes del cacao y el chocolate negro, hidratan la piel y regulan la circulación. Las mujeres que consumieron un alto porcentaje de flavanoles de cacao durante 12 semanas presentaron una reducción de la descamación y la aspereza de la piel en comparación con las que no lo hicieron. Para obtener los beneficios del cacao y al mismo tiempo evitar el aumento de peso, debe consumirse 28 gramos o 150 calorías al día.

La vitamina E es un antioxidante. Por eso es útil para prevenir el «fotoenvejecimiento» y los daños causados por los rayos UV. También ayuda a hidratar y suavizar la piel. La necesidad media diaria de vitamina E para una persona es de 8-10 mg. La vitamina E abunda principalmente en los cereales, las verduras verdes como las espinacas, el calabacín, la col rizada, la lechuga, el aceite de oliva, el aceite de pescado, las avellanas, las nueces, el atún, las sardinas, las yemas de huevo, los tomates y las patatas. Sin embargo, especialmente un puñado de avellanas satisface en gran medida las necesidades diarias de vitamina E.

También puedes leer: Estos son los alimentos que retrasan el envejecimiento