Los mejores trucos para ahorrar en calefacción

En temporadas de frío intenso como las que estamos viviendo, todos los hogares hacen uso de sus estufas y de la calefacción. Aunque es un tiempo perfecto para disfrutar de la calidez y la comodidad del hogar, también es cierto que es una verdadera batalla contra el consumo y las altas facturas de energía.

¿Cómo se puede mantener encendida la calefacción sin gastar mucha energía?

La recomendación principal es no dejar ventanas y puertas abiertas, dado que, sobre todo en casas antiguas, las ventanas se encuentren llenas de corrientes de aire. Por lo tanto, se aconseja cerrar muy bien las contraventanas exteriores para que el calor no se salga por las paredes de la casa.

Otra gran sugerencia es que la temperatura no debe superar los 25 grados. En realidad, es preciso evitar crear saltos de temperatura muy excesivos. Lo ideal es mantener una temperatura aproximada entre 20 a 22 grados.

Asimismo, es imprescindible prestar atención a la hora en la que se encienden los calentadores diariamente. Por lo tanto, no se recomienda encender los calentadores desde temprano, por ejemplo, para garantizar que tengamos un calor agradable.

Estos son los consejos para calentar tu hogar sin gastar mucho dinero

Un mal hábito es mantener los radiadores tapados con cortinas y sofás. De esta manera, se dificulta el proceso de calentamiento y el calor se extenderá muy lentamente por todo el lugar.

También debes tener en cuenta el mantenimiento y control del sistema. De hecho, cuando ya no hay depósitos de cal, todo el sistema de estos aparatos consume mucho menos.

Ten presente mantener los tiempos en la calefacción. Cuando el lugar es apropiado, el calor que se acumula al encender el sistema permite que este continúe en la fase de apagado.

Asimismo, existe un tiempo máximo para mantener los calentadores encendidos. Por ejemplo, en la zona norte y en las zonas montañosas, se pueden mantener durante 14 horas y en la parte sur, se pueden mantener encendidos durante 8 horas.

Una gran recomendación para calentar su hogar es instalar paneles reflectantes entre el radiador y la pared. Una gran solución cuando el radiador se encuentra empotrado en la pared, reduciendo así el grado de aislamiento.

Además, puede usar una hoja de papel aluminio simple para garantizar que no haya demasiada dispersión de calor hacia afuera.

Aquellas personas que tengan la facilidad de adquirir un cronotermostatos o sensores, harían bien en instalarlo para regular la temperatura de cada lugar de la casa, escogiendo también el tiempo de encendido de las calefacciones. Así, también evitaremos subidas de tensión en nosotros.

Por último, se pueden instalar válvulas termostáticas, aparatos que fueron creados para regular el caudal de agua caliente dentro de los radiadores y, de esta forma, no superar la temperatura que ha sido ajustada previamente. Así, el consumo se podría reducir hasta en un 20%.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address