Todos los mitos, verdades y propiedades del ajo

https://www.viously.com/aurana/VaXCOZd08lZ

Propiedades del ajo: El ajo tiene muchos beneficios para nuestro organismo, veamos juntos los cinco más importantes.

El ajo es una planta que pertenece a la familia Allium (cebollas) y está estrechamente relacionada con las cebollas, chalotas y puerros. Crece en muchas partes del mundo y es un ingrediente popular en la cocina, sin embargo, a lo largo de la historia, el ajo se ha utilizado principalmente por sus propiedades medicinales y beneficiosas. Su uso ha sido bien documentado por todas las grandes civilizaciones, incluyendo los egipcios, babilonios, griegos, romanos y chinos.

¿De dónde provienen las propiedades del ajo?

Toda la cabeza se llama bulbo de ajo, y cada segmento se llama diente. Aproximadamente, hay de 10 a 20 dientes en un solo bulbo de ajo. La mayoría de los efectos sobre la salud se deben a uno de los compuestos de azufre que se forman cuando se pica, aplasta o mastica un diente de ajo.

Esto se debe a que sus principales virtudes terapéuticas provienen de la alicina, un componente que no está presente en el ajo, pero que se libera sólo cuando la aliina, un aminoácido sulfuroso, entra en contacto con el oxígeno. La alicina entra en el cuerpo a través del sistema digestivo y viaja por todo el cuerpo, donde libera sus poderosos efectos biológicos.

¿Cómo se come?

Comer ajo con el estómago vacío tiene los mismos efectos que comerlo a cualquier hora del día, pero no ayuda mucho si se ingiere entero. Lo correcto es aplastarlo o, mejor aún, cortarlo en rodajas finas y, si quieres suavizar un poco el sabor, puedes mezclarlo con aceite de oliva, linaza, nueces o coco.

Pero veamos juntos los 5 mayores beneficios del ajo.

Súper Nutriente

El ajo también es muy nutritivo. Unos 28 gramos contienen un 23% de manganeso, un 17% de vitamina B6, un 15% de vitamina C, un 6% de selenio y unos 0,6 gramos de fibra, así como cantidades considerables de calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina V1. Contiene pocas calorías, sólo 42, así como 1,8 gramos de proteínas y 9 carbohidratos.

Antibiótico

La actividad antibacteriana del ajo se debe a la alicina y se cree que el científico francés Louis Pasteur fue el primero en atribuirle esa propiedad en 1858. Más recientemente, los estudios han demostrado que puede ser eficaz contra numerosas bacterias y también se han estudiado los efectos positivos sobre la flora microbiana de la placa dental.

Antimicótico

Hay muchos hongos sensibles al ajo. Parece que los extractos de esa planta son capaces de reducir las necesidades de oxígeno de algunos de esos organismos, lo que ralentiza su crecimiento e inhibe la síntesis de lípidos, proteínas y ácidos nucleicos. Sus extractos se utilizan en algunos lugares para controlar las plagas en las zonas agrícolas porque se cree que es eficaz como insecticida y mucho menos dañino.

Desintoxicación

En dosis elevadas, se ha demostrado que los compuestos de azufre contenidos en el ajo protegen contra los daños a los órganos causados por la toxicidad de los metales pesados. Un estudio de 4 semanas de los empleados de una fábrica de baterías de coches (exposición excesiva al plomo) reveló que el ajo redujo los niveles de plomo en la sangre en un 19%. También redujo muchos signos clínicos de toxicidad, incluyendo dolores de cabeza y presión sanguínea.

Salud de los huesos

Los atletas olímpicos de la antigua Grecia comían ajo para mejorar su rendimiento en los eventos deportivos. Actualmente, un estudio con 1.000 mujeres realizado por un equipo de científicos del Kings College de Londres y de la Universidad de East Anglia (Reino Unido) y publicado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders , reveló que las mujeres que seguían una dieta rica en ajo, tenían menos signos de osteoartritis temprana en la articulación de la cadera.

También puedes leer: Los mejores aceites esenciales para tratar el estrés