Los peores 10 alimentos que puedes comprar en el supermercado

Muchas veces por falta de tiempo y comodidad, compramos muchos alimentos en el supermercado. Pero ¿sabemos realmente qué contienen y si son malos para nuestra salud?

Quizás hemos escuchado hablar de algunas palabras simples, pero demasiado engañosas como “sin azúcar” o “light” cuando vamos a comprar un producto que no contiene demasiada azúcar y grasa. Por lo que sería bueno que supieras cuáles son esos alimentos producidos industrialmente que sería mejor no comprar.

En este artículo, hemos hecho un listado de aquellos alimentos que encontramos en el supermercado y que son realmente dañinos para la salud. Muchos de ellos son consumidos tanto por adultos como por niños sin saber el verdadero daño que podrían causarle al organismo.

Estos son los 10 peores alimentos que puedes comprar en el supermercado:

Barritas dietéticas

Es totalmente falso creer que estas barritas dietéticas son un alimento realmente saludable y nutritivo, que no contienen ingredientes que engorden. De hecho, al observar detalladamente su composición, nos podemos dar cuenta que son ricos en azúcares, sal, grasas saturadas, aditivos y conservantes, los cuales no son adecuados para una dieta saludable.

Dulces industriales

Los snacks envasados o postres industriales, no son otra cosa que una mezcla de muchas grasas, harinas y levaduras en polvo. Cada postre se prepara con una gran dosis de manteca de cerdo, aceite de palma y azúcar.

Cereales para el desayuno

Contrario a lo que pensamos, los cereales no son para nada alimentos saludables. La realidad es que el grano de maíz para que se vuelva delicioso y tenga ese agradable olor, debe ser sometido a varios procesos químicos a base de sirope y sosa cáustica.

Pan y galletas

En ocasiones, compramos mucho pan y galletas saladas empaquetadas de tal manera que siempre haya en la despensa. Estos alimentos tienen muchos ingredientes que mejoran el sabor, pero que también pueden ser perjudiciales para nuestra salud. Entre ellos encontramos: bromato de potasio, jarabe de fructosa y L-cisteína, un agente suavizante que se produce en laboratorio.

Quesos procesados

Los quesos procesados, como las famosas lonchas o los untables, que equivocadamente son considerados alimentos magros, se consideran comida chatarra. Esto se presenta porque los grandes fabricantes suelen reciclar y mezclar quesos que son de dudosa procedencia o que ya han caducado, añadiéndoles muchos colorantes y conservantes.

Pizzas congeladas

Este delicioso alimento, puede contener aditivos y conservantes, aceites refinados, quesos fundidos y embutidos de muy baja calidad. Por ello, se recomienda que lo mejor es hacerlas en casa.

Chips empaquetados

Según algunos estudios científicos, en una bolsa de papas fritas, tan solo el 42% de su contenido son papas deshidratadas verdaderas, a las que se les agregan, grasas y aceites vegetales harina de arroz y almidón de trigo.

Frankfurters

Esta deliciosa comida de origen alemán, muy consumida en Italia, que tiene como ingrediente principal la salchicha, cuando se produce industrialmente, pierde todas sus propiedades.

Bebidas carbonatadas

Este tipo de bebidas carbonatadas, muy a pesar de ser refrescantes y deliciosas, son consideradas realmente perjudiciales para la salud, por su alto contenido de azúcares, edulcorantes y en ocasiones colorantes.

Caramelos gomosos

Además de ser muy malo para los dientes, a pesar de su sabor dulce y su apariencia tentadora, es mejor evitarlos. Estos dulces están elaborados con gelatina animal que proceden de desechos de mataderos.