LifeStyle

Sencillos trucos para limpiar las joyas de oro

Es común tener algunas joyas de oro guardadas en casa o de uso diario. Son objetos de valor que destacan con cualquier prenda, sobre todo en ocasiones especiales.

Los objetos hechos de oro son un patrimonio que debe ser cuidado, debido a que representan tradiciones culturales o familiares, sin mencionar que son una verdadera inversión que no pierde valor con el paso del tiempo, y con los altos precios que tiene actualmente, se trata de un legado que debe cuidarse con mucho recelo.

Es un metal verdaderamente precioso, tanto que su historia se remonta a tiempos prehistóricos en los que se registra que ha sido utilizado prácticamente desde siempre debido a lo práctico y hermoso que es.

El oro es un metal con muchas bondades reconocidas, incluso puede llegar a padecer de oxidación. Por muy difícil que pueda parecer, el oro también puede perder su brillo gracias a algunos malos hábitos que algunas personas tienen.

Consejos para evitar hacer un mal uso del oro y cómo curarlo para evitar empeorar su calidad.

Un buen consejo es rociarse el perfume antes de colocarse la joya de oro, o aplicar tu crema para la piel antes de colocarte pulseras o collares. Evita usar anillos si vas a aplicar alcohol o líquidos similares en tus manos, especialmente durante el tiempo de pandemia.

Entonces ¿Cuál es la forma correcta de cuidar nuestras joyas de oro? Veamos cómo limpiar nuestro oro usando métodos caseros.

Uno de los remedios más recomendados es el siempre útil y mágico bicarbonato de sodio. Para limpiar el oro es necesario tener un poco de agua tibia, bicarbonato de sodio y detergente para platos en un recipiente, una vez mezclados los tres ingredientes, sumergimos nuestras prendas de oro durante unos 10 minutos.

Luego se retiran de la mezcla y se limpian usando un cepillo de cerdas suaves, enjuagamos y secamos con un paño sin hacer mucha presión.

Otro producto casero muy útil es la pasta de dientes. Basta con mezclarla con un poco de agua tibia hasta obtener una crema fluida que se va a untar sobre las prendas de oro para luego frotarlas usando un cepillo de dientes con mucho cuidado durante 10 minutos. Finalmente, se enjuaga bien y se seca con un paño limpio.

Cómo limpiar el oro antiguo.

El oro antiguo es más valioso y difícil de limpiar que el oro que hay en el mercado actualmente. Para limpiar este tipo de oro, algunas personas recomiendan el uso de una mezcla entre alcohol y detergente lavavajillas: sumerge las prendas en una olla con agua y ponlas a hervir hasta que alcancen su punto de ebullición, apaga el fuego y agrega el detergente dejándolas en remojo durante una hora.

Una vez pasada la hora, enjuaga las prendas con agua limpia y sécalas usando un trozo de algodón empapado en alcohol desnaturalizado para restaurar el brillo.

Recuerda que en caso de que tus prendas de oro tengan piedras u otra elementos, debes tener mucho cuidado de que no se desprendan o se rompan.

Publicaciones relacionadas