Salud

7 alimentos para prevenir un ataque al corazón

Qué comer para prevenir un ataque al corazón: 7 cosas para comer que ayudan al corazón. Cuando se trata de ataques cardíacos, algunos factores no se pueden cambiar mientras que otros se pueden trabajar para evitar el riesgo. La nutrición entra en esta categoría: qué alimentos comer y cuáles evitar.

La prevención de los ataques cardíacos y las enfermedades cardiovasculares en general es una misión de importancia fundamental, ya que es la principal causa de muerte en España. Éstos son causados por varios factores, algunos de los cuales son «inalterables» como la edad, el sexo y la familiaridad. De hecho, el riesgo aumenta con la edad, en los hombres y en caso de genética adversa. También hay factores modificables sobre los que trabajar diariamente para limitar el daño y tratar de no tener complicaciones.

Qué hacer para prevenir un ataque al corazón

En esta categoría se incluyen el fumar, la presión sanguínea, la hipercolesterolemia (es decir, el exceso de colesterol en la sangre), la diabetes y, por supuesto, la nutrición. La medida en que ocurren estas variables aumenta o disminuye la incidencia de las enfermedades cardiovasculares, por lo que es evidente que un estilo de vida saludable y las reglas de la buena alimentación pueden convertirse en los mejores medicamentos. En general, los expertos tienden a recomendar una dieta baja en colesterol y grasas saturadas, con mucha fruta y verdura. Entre los alimentos que ganan un lugar de honor en la dieta anti-infartos están:

  1. Aceite de oliva extra virgen: gracias a los polifenoles presentes en su interior, con profundas propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antitrombóticas. Reduce el estrés oxidativo
  2. Bayas rojas: son muy ricas en antioxidantes naturales
  3. Frutas y semillas oleaginosas: son una excelente fuente de omega 6, esencial para reducir el colesterol y los niveles de PCSK9 (una enzima que regula la recepción del colesterol).
  4. Chocolate: obstáculo a la inflamación y a la oxidación del LDL (el llamado colesterol malo)
  5. Fibras vegetales: ayudan al intestino a absorber el colesterol
  6. Pescado: los pescados grasos (incluidos el salmón, la caballa, las sardinas, pero también el pez espada y el atún) son una fuente indispensable de omega-3, cuya función principal es precisamente la prevención de las enfermedades cardiovasculares.
  7. Café y té: con moderación, favorecen la funcionalidad de la pared de los vasos sanguíneos

También puedes leer: 5 Alimentos que aceleran el metabolismo y te hacen perder peso