Los síntomas que te advierten de un accidente cerebrovascular silencioso

¿Es posible sufrir un pequeño accidente cerebrovascular o ACV, y no darse cuenta? La respuesta es sí. Los ACV silenciosos son reales y se producen cuando se corta el flujo de sangre a una parte del cerebro. Por ello, es importante conocer las señales y síntomas para solicitar atención médica inmediata.

  1. Fatiga y debilidad repentina

Si siente cansancio y debilidad repentina, sin haber hecho ningún esfuerzo en particular, puede ser un signo de un ACV silencioso.

  1. Dificultad para recuperar el aliento

En la misma línea que la señal anterior, si pierde el aliento después de un esfuerzo ligero como subir algunas escaleras y tiene problemas para recuperar el aliento, puede deberse a un ACV silencioso.

  1. Problemas de visión

Si sufre un ACV silencioso,  es posible que de repente tengas la visión borrosa o ennegrecida en uno o en ambos ojos, o que veas doble.

  1. Pérdida de equilibrio.

Si pierde el equilibrio sin razón aparente, también puede ser un signo de un ACV silencioso.

  1. Parálisis parcial

No es raro que durante un ACV un hemisferio del cerebro se vea completamente privado de oxígeno. Si es el hemisferio derecho del cerebro el que está afectado, entonces habrá parálisis en el lado izquierdo. El mismo principio se aplica cuando se alcanza el lado opuesto. Esta parálisis puede ser total o parcial. Este es un signo importante de ACV, por lo que es necesario consultar a un médico lo antes posible si tiene este síntoma.

  1. Fueres dolores de cabeza

Los dolores de cabeza pueden ser causados por varias razones. Sin embargo, los dolores de cabeza o migrañas causados ​​por un derrame cerebral suelen ser extremadamente intensos.

  1. Confusión

No es raro durante un ACV el paciente afectado pueda tener dificultades para comprender cuando se le habla. Esto puede ser repentino y sin razón aparente.

  1. Dificultad para hablar

Al igual que con el signo anterior, las personas con ACV pueden tener dificultad para expresar sus pensamientos con claridad.

Si tiene uno o más de estos signos, es necesario consultar a un médico de inmediato, quien solo puede determinar el origen de sus síntomas.