Madre e hijo son obligados a bajar del avión porque el pequeño no quería usar la mascarilla

Debido a la forma en la que circula y se filtra el aire en los aviones, la mayoría de los virus no pueden diseminarse fácilmente durante los vuelos, por lo que los viajes con muchas personas hacen que el distanciamiento entre los pasajeros sea una labor complicada.

Además, los viajes en avión actualmente implican pasar tiempo haciendo filas para pasar por los numerosos controles de seguridad y terminales en los aeropuertos, momentos en los cuales se puede estar cerca de otras personas durante varios minutos.

Varios medios han publicado pautas para ayudar a las aerolíneas y a los pasajeros a prevenir la transmisión del coronavirus. Como resultado, la mayoría de aerolíneas en países como Estados Unidos requieren que tanto la tripulación como los pasajeros lleven mascarillas de tela durante los viajes, independiente de la edad de aquellos que abordan el avión. Hoy veremos la historia de Rachel Starr David, una familia que tuvo que ser bajada por el personal del avión porque no pudo convencer a su niño de que se mantuviera con la mascarilla colocada.

La madre, la abuela y el niño de dos años perdieron su vuelo de regreso a casa y fueron escoltados por el personal del avión porque el pequeño se negó a usar la máscara protectora dentro del avión. La madre del pequeño, indignada por las medidas exageradas tomadas por el personal, informó del incidente en redes sociales prometiendo que nunca más volaría con esa aerolínea. La aerolínea salió a defenderse, asegurando que solo estaba haciendo cumplir las normas de bioseguridad necesarias para evitar la propagación del coronavirus.

La historia sucedió el pasado 17 de septiembre, la madre, Rachel Starr Davis de 34 años, viajó al aeropuerto de Charlotte en Carolina del Norte para regresar a su casa en Manchester, New Hampshire. Una vez dentro del avión, la tripulación le pidió a la mujer que hiciera que su hijo de 2 años usara la mascarilla para evitar cualquier tipo de contagio según los lineamientos de la compañía, en caso de que el niño no hiciera uso del tapabocas, tendrían que abandonar el avión, perdiendo su vuelo.

Según el relato de Rachel en Instagram, una vez le dieron la advertencia, asegura haberlo intentado rápida y repetidamente, también le gritó y rogó, pero el niño seguía gritando diciendo que no quería usarlo, por lo que hubo forma de convencerlo. Al final, la tripulación tuvo que escoltar al niño de 2 años con su madre y la abuela a las afueras del avión sin oportunidad alguna para llegar a algún acuerdo, en su publicación agrega: «Estoy absolutamente sin palabras, esta es la peor experiencia que he tenido como madre.»

Según la historia de Rachel, la azafata se acercó a ellos antes de que pudieran tomar sus asientos y llevar a cabo todos los preparativos, preguntando la edad del niño y pidiendo que use inmediatamente la mascarilla. Cabe resaltar que según la política anti covid-19 de American Airlines, todas las personas mayores de los dos años de edad deben llevar la mascarilla a lo largo de la totalidad del vuelo.

Para evitar estos inconvenientes, lo más recomendable es hablarle a los pequeños sobre la importancia del uso de la mascarilla fuera de casa. Sabemos que puede llegar a ser algo incómodo y tedioso que puede complicar la respiración o incluso hacernos sentir como si estuviéramos ahogándonos, pero es el mejor mecanismo de seguridad para mantener a los demás y a nosotros mismos libre de cualquier riesgo de contagio, por lo que usar la mascarilla debe ser considerado parte de cada vestimenta y del día a día, además de un elemento fundamentar al momento de abordar aviones o cualquier otro tipo de vehículo.