Salud

Magnesio y potasio: cuándo se deben tomar suplementos especiales

¿Estás pasando por una deficiencia de magnesio y potasio? Veamos algunos síntomas y signos que debes tener en cuenta y cuando se debe tomar suplementos que puedan solucionar el problema.

Sin duda alguna los suplementos alimenticios son productos para complementar cualquier dieta. Pese a que no estemos hablando de medicamentos específicos, incluso los suplementos si se consumen erróneamente o no se le brinda a cuerpo la cantidad indicada, puede ocasionar efectos secundarios y tener diversas contraindicaciones poco esperadas, por lo que si crees que estás teniendo problemas, trastornos o enfermedades, es importante consultar a un médico.

¿Cómo podemos saber si se está pasando por una carencia de magnesio y potasio?

Si recientemente estás presentando muchos dolores de cabeza, nerviosismo, cansancio, irritabilidad e insomnio, deberías empezar a preocuparte, ya que probablemente estás pasando por una deficiencia de magnesio y potasio. Por si no lo sabes, estos dos minerales son esenciales para el bienestar de nuestro organismo, y cuando aparece una carencia puede provocar un mal funcionamiento general de nuestro cuerpo.

Ciertamente estos síntomas están relacionados con el cansancio físico y mental, pero en los casos en los que estos síntomas se presentan de manera crónica, te recomendamos ir con un médico y someterte a algunas pruebas de rigor para comprender qué hay realmente detrás de los síntomas.

Otros síntomas relacionados con una deficiencia de magnesio son los trastornos del sueño como el insomnio, los cuales tienen relación con el aumento del agotamiento, acentuar la fatiga y a provocar alteraciones en el estado de ánimo.

Para el caso de la deficiencia de potasio, los síntomas están relacionados con la debilidad muscular, la aparición de calambres y dolor generalizado en todo el cuerpo.

Pero ¿Cuándo debemos tomar suplementos de magnesio y potasio?

En la mayoría de los casos, la causa principal de los niveles bajos de magnesio y potasio está relacionada con problemas al momento de absorber los nutrientes, por lo que posiblemente sea necesario realizar algunas pruebas para descartar trastornos que afecten al sistema digestivo, pero se puede sospechar por síntomas como la diarrea y los vómitos. Además, mantener una dieta baja en minerales y realizar actividad física intensa durante largos periodos de tiempo hace que sea esencial reponer los minerales perdidos, por lo que cuando la dieta no es suficiente para suplir la falta de magnesio y potasio, los suplementos son una buena opción para mantenerse saludable, pero claro, todo esto debe ser vigilado por un experto y con las pruebas médicas necesarias.

Por último, te recomendamos siempre tener en cuenta la importancia de tener una dieta rica en nutrientes, para mantener los niveles de magnesio y potasio puedes aumentar tu consumo de los siguientes alimentos:

  1. Vegetales frescos y de hoja verde como las espinacas, las acelgas y los canónigos.
  2. Cereales integrales y de grano completo como el salvado o el germen.
  3. Frutos secos y semillas como nueces, almendras, avellanas, piñones o semillas de calabaza.
  4. Leche, carne, huevos y todos sus derivados.
  5. Alimentos como los cítricos, plátano, kiwi, ciruelas y nueces.
  6. El pescado como el salmón, el bacalao o las sardinas.

Publicaciones relacionadas