Cómo eliminar el mal olor de tus zapatos de una buena vez

El mal olor en los pies y zapatos es un problema sumamente incómodo que puede generar malos ratos y vergüenza. Y es que muchas veces, el olor queda tan impregnado en los zapatos que aunque sean lavados no se desprende. Si se trata de un calzado de cuero, la situación se hace un poco más complicada.

Sin embargo, si sufres con esta incómoda situación, no te preocupes. Afortunadamente existe una variedad de soluciones que puedes aplicar para corregir este problema.

Tips para evitar el mal olor en los pies y zapatos

1.      Déjalos secar al sol

Es importante que permitas que tus zapatos pasen un día entero secándose al sol, retira las cintas y levanta la lengua para que sequen bien por dentro. Si los mantienes secos, evitarás el crecimiento de las bacterias que causan el mal olor.

2.      Usa plantillas de cedro

Existe una gran variedad de plantillas hechas de madera, más específicamente de cedro, que funciona como antihongo. Adicionalmente, el olor del cedro brinda una fragancia suave y fresca que elimina el mal olor.

3.      Usa tu secadora

Emplea una máquina de vapor, o usa la secadora con su función de vapor. Este no lo sólo elimina el mal olor por completo, sino que también se deshace de hongos y bacterias. Sin embargo, dependiendo del material, se podrían mojar un poco, así que debes tomar en cuenta que quizás no sea la mejor solución para cualquier tipo de calzado.

4.      Pon la cáscara de frutas cítricas dentro

La cáscara de los cítricos tiene un concentrado de aceites esenciales, esto hace que produzcan un agradable y fresco olor. Las frutas recomendadas son limón, naranja, toronja o lima. Coloca la cáscara de una fruta completa dentro de cada uno de tus zapatos, y deja reposar allí durante la noche.

5.      Añade aceite de lavanda

El aceite de lavanda además de tener un rico olor, tiene propiedades antibacterianas que eliminarán la causa del mal olor. Agrega un par de gotas dentro de cada uno de tus zapatos, directamente sobre la suela.

6.      Spray de agua y vinagre

Rocía la parte interior de tus zapatos, tanto el forro como la plantilla con una mezcla hecha con 50% de agua y 50% de vinagre blanco. Posteriormente, deja secar al sol. Para complementar este tratamiento agrega unas cucharadas de bicarbonato de sodio a tus zapatos durante la noche.

Antes de aplicar cualquiera de estas soluciones, es importante que determines la causa del mal olor. Considera que, si tienes algún tipo de hongo en tus pies, como el pie de atleta, estas soluciones sólo serán temporales hasta que cures tu condición.