LifeStyle

¿Mal olor en el baño? Utiliza la cebolla como ambientador

La cebolla es un alimento con numerosas propiedades nutritivas y medicinales, por lo cual ayuda a aliviar y combatir muchas enfermedades respiratorias y cardiovasculares, además de mejorar la circulación sanguínea. Sin embargo, pocos conocen sus excelentes beneficios como ambientador.

Propiedades y beneficios de la cebolla.

Esta hortaliza tiene una gran capacidad antiséptica, puesto que contiene sustancias que ayudan a eliminar bacterias, microbios y hongos. Consumirla cruda a diario, le permite al organismo mantenerse en mejores condiciones, evitando infecciones de tipo bacteriano.

La cebolla aporta grandes cantidades de vitamina A y C, las cuales son fundamentales y necesarias para el fortalecimiento del sistema inmunitario y su lucha contra todos aquellos patógenos que afectan nuestra salud.

Es por ello por lo que, gracias a sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antioxidantes, podemos encontrar muchos remedios a base de cebolla que sirven para la tos o el resfriado.

Uno de los remedios más conocidos es el de colocar media cebolla en la mesita de noche antes de irse a dormir, en caso de sufrir resfriado. A la mañana siguiente, despertaremos mucho menos congestionados. Otro maravilloso remedio es hacer una decocción de cebolla, endulzarla con miel y beber justo antes de irse a dormir, te servirá para despejar las vías respiratorias.

También hay quienes realizan gárgaras con jugo de cebolla para aliviar rápidamente los dolores en la garganta. Además, se puede usar para disolver las flemas. Para hacerlo, simplemente debes cocinar la cebolla en rodajas a fuego lento, durante unos diez minutos. Esperamos a que se ablanden y cuando esté listo la envuelves en un paño de algodón, te acuestas en la cama y lo colocas sobre tu pecho hasta que se enfríe.

Sin embargo, debido a su alto contenido de azufre podría resultar irritante, provocando ardor estomacal. Por lo tanto, no es un alimento recomendado en exceso para personas que sufren problemas gastrointestinales, reflujo o con alguna patología real.

¿Tienes malos olores en tu baño? También puedes usar la cebolla como ambientador con este increíble truco.

Para tener un hogar limpio y desodorizado, los apasionados por los remedios naturales están siempre en la búsqueda de nuevas soluciones. Y en esa búsqueda de productos naturales que nos ayuden, muchas veces nos encontramos con productos que ya conocemos de sobra, pero en otros casos nos encontramos ante cosas inesperadas. Este es el caso de la cebolla, que normalmente nos dan consejos para eliminar su olor, pero que, por el contrario, nos ofrece varios remedios que son realmente curiosos para poner en práctica. Por ejemplo, utilizarla como ambientador.

Este es el truco: al colocar una o más cebollas enteras o cortadas por la mitad, en el baño, y en lo posible cerca del inodoro, permite absorber la humedad, el moho y, desde luego, los malos olores. Por consiguiente, al usar este método, no temeremos que alguien necesite ir al baño luego de que otro haya hecho sus necesidades. Todo esto gracias a las propiedades antibacterianas y antivirales de este maravilloso vegetal.

Publicaciones relacionadas