Belleza

Manchas solares en la piel: remedios y productos para eliminarlas

Las manchas solares en la piel son decoloraciones cutáneas que se desarrollan en las zonas que más se encuentran expuestas al sol: manos, cara, brazos, espalda, cuello. Pese a que algunas tienen un aspecto preocupante, son inofensivas, no son cancerosas y no representan riesgo alguno para la salud, por lo que no requieren de atención médica a menos que se quieran retirar por motivos estéticos.

¿Cuáles son las causas de las manchas solares?

Existen varias causas, pero la principal es la exposición a los rayos UV sin usar protección. Por lo tanto, para evitar la aparición de las decoloraciones, es imprescindible utilizar cremas solares faciales con un FPS acorde a tu fototipo.

Algunas otras causas identificadas son:

  1. Afecciones inflamatorias como el acné o la foliculitis.
  2. Cambios hormonales en situaciones como el embarazo, la menopausia o el consumo de píldoras anticonceptivas.
  3. El consumo de suplementos fotosensibilizantes.
  4. Enfermedades dermatológicas o autoinmunes.
  5. Medicamentos como los antibióticos.

¿Cómo se puede prevenir la aparición de manchas solares?

La forma más efectiva para prevenir las manchas solares es limitar la exposición a los rayos UVA y UVB. Pero, hay algunos consejos adicionales que se pueden tener en cuenta:

  1. Evita utilizar las camas de bronceado.
  2. Evita exponerte al sol entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde.
  3. Aplícate protector solar antes de salir y reaplicalo cada 3 horas, también opta por elegir cosméticos con un FPS adecuado para tu tipo de piel.
  4. Cubre tu piel con suficiente ropa.

Manchas solares en la piel: remedios y tratamientos.

Como ya mencionamos, las manchas solares no requieren de tratamiento especial, pero pueden eliminarse por motivos estéticos. Todos estos tratamientos son seguros para la salud, pero pueden causar el enrojecimiento temporal de la zona, la cual desaparece poco tiempo después.

Estos son algunos tratamientos estéticos para eliminar las manchas solares:
  1. Luz pulsada: puede eliminar las manchas solares calentando y destruyendo la melanina aplicando pulsos de energía luminosa. Dependiendo de la gravedad del caso, puede que sean necesarias varias sesiones hasta que se obtenga el resultado deseado. En promedio, cada sesión toma unos 30 minutos.
  2. Tratamiento láser: se emplea un dispositivo con forma de vara para aplicar haces de luz a las capas de piel manchadas, haciendo que dejen de ser visibles y potenciando la aparición de nuevas capaz libres de marcas.
  3. Peelings químicos: se trata de una solución ácida que se aplica sobre las manchas solares, causando que la zona empiece a pelarse y a regenerarse posteriormente. Este tratamiento puede causar una sensación de ardor que dura unos minutos, pero es un efecto que se puede solucionar con analgésicos y compresas frías.
  4. Crioterapia: este es un procedimiento bastante rápido para eliminar las manchas solares y otras lesiones cutáneas. Durante el tratamiento se utiliza una solución de nitrógeno líquido u óxido nitroso para congelar las manchas solares.
  5. Microdermoabrasión: Durante este tratamiento se emplea un aplicador con una punta abrasiva que elimina suavemente la capa más externa de la piel. No es un proceso doloroso, pero puede llegar a causar enrojecimiento.

Además de estos tratamientos que requieren del uso de elementos complejos, también tenemos disponibles algunas soluciones caseras:

  1. Vitamina C: Las cualidades antioxidantes de la vitamina C ofrecen un gran número de beneficios, entre ellos su efecto protector contra la radiación UVA y UVB. De hecho, la aplicación tópica de vitamina C es un remedio eficaz para aclarar diversas manchas causadas por el sol.
  2. Vitamina E: Esta vitamina ayuda a proteger la piel de los daños solares y a aclarar las manchas.
  3. Cremas especiales: en el mercado se pueden encontrar varias cremas para tratar los ojos y eliminar las manchas de la piel. Las cremas que más te recomendamos son aquellas blanqueadoras que contengan ácido glicólico, ácido kójico o desoxiarbutina.