Comer manzana con cáscara: una alternativa para bajar de peso

La manzana es una fruta reconocida por sus múltiples beneficios para el organismo. En general, los nutricionistas recomiendan su consumo frecuente para mantener una condición saludable y prevenir muchas enfermedades, a lo que se puede agregar su factor quema grasa.

Sin embargo, si eres de esas personas que pelan la manzana para comerla, debes saber que estás cometiendo un error. La mayor concentración de nutrientes de esta fruta se encuentra en la cáscara, cuyos componentes son muy efectivos para ayudarte a perder unos cuantos kilos.

Ya sea que te comas la fruta entera, en zumos, batidos mixtos o troceada en ensaladas, la cáscara de manzana es muy útil para bajar de peso.

Propiedades adelgazantes de la manzana

Uno de los principales agentes activos que contiene la cáscara de manzana es el ácido ursólico, compuesto orgánico que favorece el desarrollo muscular y evita su degeneración. En pocas palabras, contribuye al fortalecimiento del sistema musculoesquelético.

En la piel de esta fruta también se pueden encontrar altas concentraciones de pectina, un hidrato de carbono complejo que no es asimilado en el intestino, lo que retrasa la absorción de las grasas y azúcares.

Efectos diuréticos

La pectina es una fibra hidrosoluble que facilita la función digestiva y favorece la expulsión de los desechos grasos. Por ello, la manzana es ideal para eliminar toxinas. Está compuesta de agua en un 80%, lo que favorece a la hidratación con efectos diuréticos.

Además, es un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento y promueve la regeneración a nivel celular. Su baja concentración en sodio reduce la absorción de sal, evita la retención de líquidos y constituye una alternativa saludable a los alimentos dulces.

Beneficios de la cáscara de manzana

Sus compuestos hacen de la cáscara de manzana un alimento ideal para combatir la obesidad, eliminar los depósitos de grasa en el cuerpo, depurar el organismo y bajar de peso de manera saludable y natural. Estos son algunos de sus beneficios.

●       Promueve la salud digestiva

La cáscara de manzana actúa como un laxante suave, mejora el tránsito intestinal, favorece la absorción de los nutrientes de los alimentos y la liberación de las grasas.

●       Reduce los niveles de colesterol

Ayuda a normalizar las funciones metabólicas del organismo y controla los niveles de azúcar y grasa en la sangre. Esto favorece la circulación y previene enfermedades vasculares.

●       Favorece la quema de calorías

Su composición mineral permite la formación de grasa parda, lo que contribuye a la quema de calorías de manera más rápida y la eliminación de los depósitos de grasa.

Ahora que ya conoces los múltiples beneficios de la manzana y su cáscara, cambia tus hábitos. Cómela entera y sácale provecho a sus nutrientes.