Los maravillosos beneficios medicinales del ajo

El ajo es una de las plantas más estudiadas por sus inmensas propiedades medicinales, conocido como un poderoso antibiótico natural.

El ajo se distingue por ser un alimento con un aporte significativo de nutrientes, se distingue por su aporte en compuestos de azufre que ofrecen grandes beneficios para la salud. Contiene aceites esenciales que incluyen ajo y la aliina que, al hidrolizarse, se convierten en alicina (responsables del sabor y olor característicos del ajo).

Es un vegetal reconocido por su aporte en vitaminas y minerales, que incluye principalmente: hierro, silicio, azufre, yodo, manganeso, selenio, vitaminas B1, B2, B6 y C. También se distingue por su contenido en enzimas potentes (peroxidasa y lisozimas) que proporcionan muchas de sus propiedades medicinales.

Beneficios medicinales del ajo

Potente aliado de la salud cardiovascular

Gracias a su alto contenido en antioxidantes, el ajo protege el organismo de la oxidación causada por los radicales libres. Cuando se consumen altas dosis de ajo, se aumentan las enzimas antioxidantes para reducir el nivel de grasa en la sangre, se limpian las arterias, se elimina el colesterol malo de la sangre y se regula la presión arterial; para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, incluidos los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y otras afecciones resultantes de la hipertensión. También se distingue por su poder anticoagulante que promueve eficazmente la circulación sanguínea. La recomendación para mejorar estas condiciones es consumir el extracto de ajo en dosis de 600-1500 mg (unos 4 ajos al día).

Fortalece el cuerpo, previene enfermedades

El ajo es el mejor antiséptico, antibiótico y antifúngico natural existente. Es un excelente aliado contra las infecciones, por lo que es bueno para combatir todo tipo de resfriados, gripe e infecciones de garganta, por supuesto no sustituye el consumo de antibióticos, sin embargo su contenido en alicina ofrece grandes propiedades para combatir la presencia de bacterias. Su consumo está indicado para mejorar los síntomas de infecciones urinarias, parásitos intestinales e infecciones, principalmente en el oído. Es un excelente aliado para combatir la fiebre.

Agente desintoxicante

Los compuestos de azufre del ajo son ideales para proteger el organismo de los daños que se producen en los órganos derivados de la toxicidad de los metales pesados, el consumo habitual y constante de suplementos de ajo está fuertemente relacionado con una reducción de los síntomas clínicos de toxicidad entre los que destacan: dolores de cabeza, resfriado nasal y la hipertensión.

Buen limpiador

El ajo es un alimento con grandes beneficios purificantes, sus compuestos activos actúan eficazmente en la eliminación de toxinas en el organismo. De esta manera se beneficia la salud del sistema digestivo, ya que favorece la regeneración de la flora intestinal.

Potente expectorante

El ajo es útil para el tratamiento de todo tipo de afecciones respiratorias, incluyendo asma, bronquitis, tos e infecciones de garganta. Esto se debe a la acción de sus compuestos activos que limpian a fondo las vías respiratorias y provocan un efecto expectorante.

Se recomienda consumir una dosis mínima de 1 diente de ajo por comida, tratar de complementarla 2-3 veces al día. La alicina es el compuesto activo del ajo, que se activa cuando el ajo crudo es triturado o dividido. Recuerde que, si lo cocina sin triturarlo, los beneficios no serán los mismos.

Si su sabor y olor son perturbadores, puede tomar cápsulas de extracto de ajo de cualquier tienda de alimentos naturales. También son una gran manera de controlar su ingesta diaria.

 

También puedes leer: Propiedades beneficiosas del limón y cómo utilizarlo para mejorar nuestra vida.