Maryanne y Tommy Pilling: la pareja con síndrome de Down que celebran 25 años de matrimonio

Maryanne y Tommy Pilling tienen una historia muy especial para contar. Este matrimonio británico con síndrome de Down lleva 25 largos años unidos y fue la primera en hacerla en el Reino Unido.

El día que decidieron dar el siguiente paso y convertirse en marido y mujer, obviamente no faltaron las críticas negativas de varias personas y la polémica de aquellos que creían que una pareja con síndrome de Down no podía tener futuro. Sin embargo, tuvieron que recapacitar porque su amor es como un cuento de hadas.

Maryanne y Tommy se vieron por primera vez en un centro de formación para personas que presentaban dificultades con el aprendizaje. De hecho, lo suyo fue amor a primera vista, incluso Linda, la hermana de la entonces niña, declaró al Daily Mail que «El día que Maryanne conoció a Tommy, regresó a casa con una enorme sonrisa en la cara que nunca habíamos visto».

Según la historia de la familia de la novia, ese día ella no podía dejar de hablar de él e incluso preguntó si podía invitarle a cenar, así fue como dieciocho meses después de su primer encuentro, el chico decía estar seguro de que ella era la mujer de su vida, por lo que le pidió que se casara con él.

Aquel día se presentó en casa de Maryanne con un anillo de plástico, lo cual hizo que fuese una propuesta lo más de tierna, pero su madre quiso que su hija tuviera una proposición en toda regla, por lo que llevó al chico a una joyería y le ayudó a comprar un anillo de bodas real.

La hermana de Maryanne declaró: «Cuando van juntos de la mano por las calles, todo el mundo los observa. Hay algunas personas que piensan que aquellos con síndrome de Down no tienen sentimientos y no pueden casarse, pero esta no es la realidad, ya que su relación es tan especial gracias a lo pura que es, no entienden las emociones malas ni se lastiman. De verdad espero que sus hijos puedan enamorarse como ellos y vivir felices durante toda su vida».

La mamá de Maryanne cuenta que fue muy criticada al anunciar el matrimonio de su hija, pero el tiempo ha ido dándole la razón, ya que se ha comprobado que ha hecho bien en apoyar a su hija y dejarle experimentar el verdadero amor, ese que todos merecen y sueñan.