Libera tu centro con el masaje taoísta

masaje taoísta

La cultura oriental nos ha legado muchas terapias y técnicas que están siendo retomadas por las nuevas generaciones debido a su eficacia ancestral. Tal es el caso del masaje taoísta o CNT, el cual revisaremos con más detalle para que conozcas cómo puede ayudar a tu bienestar.

¿Qué es el Chi Nei Tsang?

Fundamentado en que el ombligo es el principal centro energético del cuerpo, el masaje taoísta se encarga de desbloquear su flujo. El nombre hace referencia a energía, información y órganos internos. Mediante una frotación suave y directa, es un sistema de curación integral con gran poder de liberación.

El CNT reúne habilidades (Chi Kung, Kung Fu y Tai Chi Chuan) y meditaciones que forman parte de la sabiduría taoísta. Detrás del ombligo está ubicada la zona que concentra la energía vital. Al aplicar un masaje en los puntos correctos, puedes liberarte de tensiones espirituales, físicas, mentales y emocionales.

Beneficios del masaje taoísta

Esta técnica milenaria se concentra en dar alivio en 3 categorías principales:

  • Plano físico. Es capaz de activar la desintoxicación, mejorando la eliminación de toxinas. También favorece la circulación y disposición del sistema inmune. La reorganización de los órganos internos optimiza su funcionamiento y corrige problemas posturales. Es muy útil contra dolores crónicos en cuello, espalda y hombros.
  • Plano emocional. Desde pequeños, las sensaciones negativas se van acumulando en esta zona. Como no han sido digeridas, causan bloqueos, dolores, preocupaciones y tensiones. El CNT ayuda a validar estas emociones estancadas mediante un contacto directo para sentirlas sin prejuicios. Así puedes reconocerlas, expresarlas y liberarte de esta carga.
  • Dimensión del autoconocimiento. El masaje taoísta tiene guías o facilitadores que te enseñan a usar técnicas de automasaje. Esto implica mejorar la respiración, personalizar el consumo de alimentos y alcanzar un estilo de vida más saludable.

4 técnicas del CNT

Al usar el masaje taoísta, se sugiere utilizar los siguientes puntos:

  • Rostro. Con las dos palmas abiertas, centradas en la nariz y los dedos hacia arriba, frotas la piel hacia adentro (18 veces) y hacia afuera (18 veces).
  • Abdomen. Apoya las manos con firmeza por debajo del ombligo. Luego masajea el interior del abdomen hacia la derecha (18 veces) y hacia la izquierda (18 veces).
  • Riñones. Frota la zona de arriba hacia abajo 36 veces.
  • Pies. Masajear de adelante hacia atrás, con la punta de los dedos y en el centro de la planta (36 veces).