Belleza

Masajes para tratar las celulitis: ¿Realmente funcionan?

Con el pasar de los años, la celulitis es uno de los problemas estéticos más comunes, especialmente en las mujeres. Pero la aparición de este problema en la piel no significa necesariamente que tengamos sobrepeso, que estemos fuera de forma o que estemos enfermos. Hoy vamos a hablarte de una alternativa de tratamiento que ha ganado popularidad en los últimos meses y su efectividad.

En pocas palabras, la celulitis es una infección cutánea bacteriana que puede llegar a ser potencialmente complicada. En los casos más serios, la piel afectada tiene un aspecto inflamado y rojo que suele causar dolor e incomodidad al contacto. Por lo general, la celulitis afecta la piel de la parte inferior de las piernas, sin embargo, hay casos especiales en los que puede aparecer en el rostro, los brazos y otras zonas que parecen poco probables.

Según los expertos, si no se trata oportunamente, la infección puede llegar a diseminar los ganglios linfáticos y al torrente sanguíneo, poniendo la vida de los afectados en riesgo. Por lo general, este es un padecimiento que no se contagia entre personas.

Pese a que algunos dicen que se trata de un problema normal y que no debería causar complejos, a muchas personas les gustaría deshacerse de este problema por completo, y para ello acostumbran a poner a prueba varios tipos de tratamiento que resultan más o menos eficaces. Uno de los más usados últimamente es el masaje, el cual asegura que puede ayudar a drenar el exceso de líquido acumulado en la piel, redistribuyendo las células grasas y mejorando la circulación interna, lo que a su vez mejora el aspecto de nuestros muslos o vientre.

Pero, lo cierto es que es importante que tengamos en cuenta que un masaje no tiene la capacidad de curar la celulitis. Es cierto que, si tiene la capacidad de mejorar nuestro aspecto, pero los resultados no son permanentes y en muy poco tiempo sus efectos tienden a desaparecer, además, en la mayoría de los casos es necesario repetir los masajes al menos una o dos veces por semana.

Los estudios y pruebas de los expertos han llegado a la conclusión de que algunas técnicas de masaje pueden ayudar a reducir el estado de la celulitis, pero también han demostrado y advierten que se trata solo de resultados temporales. Así que, si estás pensando es someterte a alguno de estos tratamientos, debes ir estando consciente de que hay varias limitaciones.

Dicho esto, también podemos hablar sobre los efectos adicionales que los masajes tienen para la salud. De hecho, los estudios demuestran que este tipo de masajes pueden ayudarnos a sentirnos más relajados, reducir la tensión y el dolor presente en nuestros músculos mientas reducen la sensación de molestias articulares, por lo que, independiente de si buscas tratar la celulitis o no, someterse a este tipo de tratamiento de contacto ofrece sin duda muchos beneficios a tu vida y salud.

Síguenos en Google Noticias