Belleza

Mascarilla de chía para eliminar las arrugas sin esfuerzo

Hoy te explicaremos cómo combatir los signos de envejecimiento preparando una poderosa mascarilla con semillas de chía.

El paso del tiempo y su efecto sobre nuestro organismo es inevitable, por lo que no es posible para nadie mantener siempre un aspecto joven. Sin embargo, es posible prevenir el envejecimiento prematuro y suavizar las arrugas que aparecen poco a poco en el rostro. Algunas personas prefieren utilizar métodos radicales y más invasivos como la cirugía estética. Otros, que no quieren pasar por procedimientos tan complejos, optan por remedios más suaves como las vitaminas o las cremas anti-edad. Sin embargo, pese a que estos productos son funcionales, también hay algunos trucos naturales que han demostrado ser efectivos.

¿Cómo estimular la regeneración celular?

Las semillas de chía son un ingrediente natural increíblemente rico en antioxidantes y omega-3, con la capacidad de reducir el daño celular causado por los radicales libres, ayudándonos a obtener una piel más firme, lisa y elástica. Además, su alto contenido de vitamina E y su cantidad de antioxidantes previenen y reducen el daño celular causado por los radicales libres. Por si fuese poco, es un ingrediente adecuado para todo tipo de pieles, proporcionando hidratación, flexibilidad y brillo, por lo que en pocos días, la piel está visiblemente más rellena, más suave y radiante.

Hoy veremos cómo prevenir o reducir las arrugas gracias a las propiedades de una mascarilla de chía rejuvenecedora que puedes preparar en casa.

Receta para mascarilla de chía.

La mascarilla que vamos a preparar hoy se elabora totalmente con ingredientes naturales ricos en beneficios para el estado de la piel. Estos son los ingredientes que necesitarás:

Un aguacate maduro.

5 cucharadas de semillas de chía.

6 gotas de zumo de limón.

3 gotas de aceite de lavanda.

Preparación y aplicación:

Comienza triturando completamente el aguacate maduro y ve agregando poco a poco el resto de los ingredientes, comenzando por la chía, la lavanda y por último el zumo de limón. Mezcla todo bien hasta que obtengas una sustancia homogénea, la cual vas a aplicar en tu rostro con un masaje circular. Deja que actúe durante unos diez minutos y aclara con abundante agua tibia.

El aguacate es un ingrediente natural rico en vitaminas B, C, E y minerales que favorecen la regeneración del colágeno y combaten eficazmente el envejecimiento de la piel, haciendo que el rostro se mantenga suave y con un aspecto más joven.

Es bien sabido que el limón hace maravillas en la piel, ya que su zumo es astringente y antioxidante, causando un aumento en la luminosidad del cutis y desvaneciendo las manchas oscuras y ojeras. En cuanto al ácido cítrico, este exfolia las células muertas y permite la renovación celular.

El aceite de lavanda, gracias a la sinergia de sus componentes (citronelol, geraniol y linalool), acelera la renovación celular y previene la aparición de arrugas.

Exfoliante con semillas de chía.

Esta es una de las mejores opciones para ayudar a la renovación regular. Veamos cómo prepararlo con facilidad:

Ingredientes:

Media taza de aceite de coco.

Una cucharadita de zumo de limón.

Dos cucharadas de semillas de chía.

Método y aplicación:

Mezcla bien todos los ingredientes, lava tu cara con agua tibia y aplica la mezcla realizando movimientos circulares, dejando que actúe por unos minutos y aclarando con ayuda de abundante agua. Una vez esté todo limpio, notarás un ligero cambio tras la primera aplicación. Si quieres obtener mejores resultados, repite dos o tres veces el proceso cada semana y convierte a esta en una alternativa natural, económica y eficaz a los cosméticos anti-edad tradicionales.

¿Cuáles son los beneficios de los ingredientes naturales?

Todos los ingredientes que hemos utilizado en estos remedios naturales contienen diversas sustancias que nutren la piel. Por ejemplo, las vitaminas, como el potasio, están presentes en mayor cantidad en la chía que en las naranjas o los plátanos, esto hace que sea el ingrediente natural más adecuado para elaborar mascarillas y otros productos de belleza enfocados al cuidado del cabello y la piel. Cuando se mezclan con agua, las semillas liberan sustancias especialmente eficaces para la elaboración de productos saludables para la belleza.