Meghan Markle, el verdadero motivo que le impide volver a Londres

Meghan Markle no quiere alejarse de Archie, por eso rechazó volver a Inglaterra. Pero la justificación para muchos no se sostiene

Meghan Markle no volverá a Londres con Harry esta primavera. Su negativa a volver a pisar el Reino Unido ha desatado rumores de todo tipo, pero la verdad parece ser de otro tipo. La decisión de Meghan de no participar ni siquiera en el próximo Trooping the Colour ha provocado la desaprobación de muchos sectores y ha extendido los rumores sobre las tensiones que siguen vivas y candentes entre ella y la Familia Real, hasta el punto de impedir que la Reina se reúna con su pequeño sobrino Archie, al que no ve desde hace casi dos años, es decir, desde el momento de su nacimiento.

Sin embargo, parece que la razón de esta negativa se encuentra en otra parte y no en los malentendidos entre ella y el Palacio. Para sacar a la luz una verdad diferente está nada menos que Omid Scobie, el autor de la biografía sobre Harry y Meghan, Finding Freedom, que siempre ha defendido a la familia Sussex.

De hecho, el comentarista real ha dicho que «Meghan Markle no volverá al Reino Unido este verano porque no quiere estar lejos de Archie» (por cierto, justo en los últimos días ha surgido una nueva polémica entre Meg y el Palacio por el certificado de nacimiento del bebé real). ¡En declaraciones a la revista Ok! «Meghan no quiere alejarse de Archie, pero sería demasiado complicado organizar un viaje con un niño tan pequeño con todas las restricciones». Sin duda la pandemia es un serio obstáculo para viajar y ciertamente no es fácil viajar con un niño de dos años, al igual que es comprensible que una madre quiera proteger a su hijo y evitar exponerlo a posibles peligros.

Por otro lado, hay varias precauciones que la esposa de Harry podría tomar. La pareja podría viajar en un jet privado, como han hecho varias veces en el pasado para pasar fines de semana románticos. Meghan seguiría contando con la ayuda de su niñera o posiblemente podría apoyarse en su madre, Doria Ragland, a quien ha seguido viendo en los últimos meses. La propia Reina, a sus 94 años, tiene que ser prudente en cuanto al contacto con otras personas y lleva meses en régimen de aislamiento, por lo que el encuentro con Archie podría tener lugar sin peligro.

Y entonces Lady Markle podría vivir aislada en Frogmore Cottage con su hijo, sin asistir a eventos públicos, como el cumpleaños de la Reina o la inauguración de la estatua de Diana, dejando que Harry los represente a ambos en estos casos. En cualquier caso, su presencia en suelo inglés sería una señal de distensión y reconciliación hacia la Monarquía.

Sin embargo, Scobie justifica así la elección de Meghan: «Estoy seguro de que Meghan enviará a la Reina unas bonitas flores por su cumpleaños y también le pedirá a Archie que le ayude con la tarjeta».

Los comentarios del experto se producen poco después de que Nigel Cawthrone, autor del libro Prince Andrew, hiciera comentarios decididamente adversos sobre Markle a Femail, calificando la decisión de Meghan de quedarse en Estados Unidos como «una afrenta» y proyectando «una oscura sombra» sobre las celebraciones de Palacio de la próxima primavera.

Continuó: «Si Meghan decidiera no asistir sin ninguna razón, sería realmente una afrenta para su familia política real y marcaría el punto más bajo en la relación entre la Familia Real y Sussex». Justo cuando Harry necesitaría, en cambio, reencontrarse con el Palacio y con su abuela Isabel, que pretende despojarle de los títulos militares que tanto aprecia.

En cualquier caso, sea cual sea la decisión final de Meghan, será un quebradero de cabeza para los funcionarios reales: su ausencia marcaría una ruptura definitiva con la Monarquía, su presencia provocaría bastantes problemas mediáticos que el personal del Palacio de Buckingham tendría que resolver.

También puedes leer: ¿Cuándo volveremos a la normalidad antes del covid?