¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

Menopausia: 8 soluciones para reducir los síntomas

La transición hacia la menopausia puede ser todo un reto para muchas mujeres, trayendo consigo una variedad de síntomas molestos. Sin embargo, existen diversas soluciones para hacer que este viaje sea más llevadero. A continuación, conoceremos 8 enfoques clave que pueden ayudarte a navegar con éxito esta etapa de la vida.

Adoptar un estilo de vida saludable

Empecemos por lo básico: adoptar hábitos de vida saludables. Esto incluye:

  • Alimentación equilibrada: prioriza los alimentos frescos y poco procesados, evitando en la medida de lo posible los alimentos altamente elaborados.
  • Actividad física regular: mantenerse activa a través de diversas actividades físicas puede ayudar a aliviar síntomas como los sofocos y la fatiga.
  • Sueño adecuado: asegúrate de obtener suficientes horas de sueño de calidad, ya que esto puede mejorar el estado de ánimo y reducir la irritabilidad.
  • Actitud positiva: cultivar una perspectiva optimista y enfocarse en el autocuidado puede hacer una gran diferencia durante este período de transición.

Adoptar un estilo de vida saludable es el primer paso, pero a veces se necesita un poco más de apoyo.

Terapia de reemplazo hormonal (TRH)

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) consiste en la administración de dosis bajas de hormonas naturales, casi idénticas a las producidas por los ovarios, como los estrógenos y la progesterona. Esta opción terapéutica puede brindar un alivio significativo a los síntomas de la menopausia, como los sofocos y la sequedad vaginal.

Suplementos alimenticios

Si a pesar de los esfuerzos por llevar un estilo de vida saludable, aún sientes que tu cuerpo y mente no se encuentran en equilibrio, los suplementos alimenticios como la vitamina B3, magnesio y calcio, pueden ser una opción complementaria.

Estos nutrientes pueden ayudar a apoyar el organismo durante esta transición. Sin embargo, es importante no automedicarse en exceso, ya que un consumo desmedido puede tener el efecto contrario al deseado.

Meditación y relajación

Para hacer frente a los problemas de sueño, las sesiones de meditación y relajación pueden ser de gran ayuda. Estas prácticas han demostrado fortalecer el sistema inmunológico, reducir los pensamientos negativos y disminuir la tensión arterial. Además, pueden mejorar la calidad del sueño, un aspecto fundamental durante la menopausia.

Foto Freepik

Homeopatía

La homeopatía es una medicina suave que estimula y activa la capacidad de autocuración del cuerpo a través del principio de similitud. Aunque no existen pruebas científicas concluyentes, tampoco se han reportado contraindicaciones relevantes.

Yoga hormonal

El yoga hormonal es una práctica poco conocida que puede ayudar a mantener el equilibrio hormonal a través de posturas, técnicas de respiración y visualizaciones. Esta disciplina no se limita únicamente a las mujeres que sufren de problemas relacionados con la menopausia, sino que también puede beneficiar a quienes experimentan trastornos menstruales o tiroideos.

Acupuntura

Durante la menopausia, el equilibrio del cuerpo se ve alterado debido al cese de la producción de testosterona y estrógenos. La acupuntura puede contribuir a restablecer este desequilibrio y, en consecuencia, reducir los síntomas asociados.

El poder de la soja

La soja contiene isoflavonas, que son fitoestrógenos. Estas sustancias naturales se comportan de manera similar a los estrógenos del cuerpo y pueden ayudar a compensar parte del desequilibrio hormonal. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los fitoestrógenos de la soja solo son efectivos en su forma fermentada, y no todas las mujeres los toleran bien. Antes de incorporar el soja a tu dieta, es recomendable consultar con tu médico o ginecólogo.

Recuerda que cada mujer es única y que la combinación de soluciones que funcione mejor para ti puede variar. Mantén una actitud abierta, escucha a tu cuerpo y trabaja de la mano de profesionales de la salud para encontrar el enfoque que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Juntas, podemos navegar con éxito esta etapa de transición!

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira