Salud

Miel de manuka: Propiedades y aplicaciones curativas para la salud

En los últimos años la miel de manuka se ha vuelto muy popular gracias a que ofrece un intenso sabor acompañado de múltiples beneficios terapéuticos para la salud. Se produce a base de las flores del arbusto de manuka cuyo origen es australiano y se extiende hasta Nueva Zelanda.

Las flores del arbusto de manuka y su miel se conocen desde generaciones antiguas, ya que aborígenes Neerlandeses aprovechaban frecuentemente las propiedades curativas y terapéuticas que mencionaremos a continuación.

Propiedades y aplicaciones medicinales de la miel de manuka

Este preciado líquido dorado es rico en vitaminas, minerales proteínas, gran cantidad de enzimas y agentes antibacterianos que ejercen una acción antioxidante, antiséptica, calmante y antiinflamatoria en el organismo.

Sus efectos curativos son potentes al ingerirlo, pero también puede ser aplicado directamente sobre la piel para regenerar y mantenerla sana. Entre las aplicaciones medicinales más comunes destacan:

Favorece la cicatrización y previene que las heridas se infecten

Estudios científicos demuestran que esta miel es 100 veces más potente que cualquier medicamento cicatrizante, por lo que está indicada para aplicar sobre las heridas para promover su rápida sanación. Además, su aporte de peróxido de hidrógeno actúa como antibiótico impidiendo que las lesiones cutáneas se infecten.

Mejora la función digestiva

Por ser altamente asimilable por el organismo, favorece la reducción de los ácidos en el estómago y su contenido de azúcar promueve la acción de las enzimas en el intestino ayudando a su correcto funcionamiento.

Actúa como complejo alimenticio

Debido a que contiene un cóctel de vitaminas y minerales, esta miel apícola es un eficaz complemento nutricional. Aporta los nutrientes necesarios para mantenerse activo en las actividades diarias. Se aconseja diluir un poco de miel con el zumo de frutas o algún té y consumirla como acompañante de una dieta equilibrada.

Promueve la hidratación y limpieza de la piel

La miel de manuka es un poderoso hidratante, el colágeno es uno de sus componentes y aporta un aspecto suave y saludable a la piel seca o descamada. Además, sus agentes antibacterianos combaten el acné, irritaciones o eccemas cutáneos ya que absorben la humedad que estos microorganismos requieren para reproducirse.

Ayuda a aliviar la artritis

Ese elemento natural es destacado por sus propiedades antiinflamatorias, por lo que se puede consumir para calmar la hinchazón, dolor y rigidez de las articulaciones. También ayuda a eliminar las toxinas adheridas a las articulaciones causantes de artritis reumatoide.

Fortalece el sistema inmune

Además, esta variedad peculiar de la miel aumenta la respuesta de las defensas en el organismo y reduce las posibilidades de padecer infecciones de las vías respiratorias como bronquitis, neumonía, resfriado, tos. Es aconsejable consumir con alguna infusión para potenciar sus efectos curativos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.