¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Belleza

¡Misterio resuelto! Los investigadores han identificado la causa fundamental de las canas

La transición gradual hacia el color gris de nuestros cabellos es un fenómeno que ha intrigado a la humanidad durante siglos. ¿Qué desencadena este cambio de apariencia que a menudo se asocia con el envejecimiento? Gracias a los recientes avances en la investigación, ahora tenemos una mejor comprensión del mecanismo subyacente que provoca la aparición de las canas.

Un equipo de destacados investigadores de la NYU Grossman School of Medicine ha logrado desentrañar el misterio que se esconde detrás de este proceso natural. A través de un estudio exhaustivo publicado en la prestigiosa revista Nature, han identificado el factor clave que determina el blanqueamiento progresivo de nuestros cabellos.

Las células madre de los melanocitos

En el núcleo de la investigación se encuentran las células madre de los melanocitos (McSC, por sus siglas en inglés), una población única de células que desempeñan un papel fundamental en la determinación del color de nuestro cabello. Estas células especializadas residen en los folículos pilosos y son las encargadas de producir los pigmentos responsables de la coloración.

Durante el crecimiento normal del cabello, las McSC se mueven constantemente entre los diferentes compartimentos del folículo piloso, exponiéndose a diversas señales proteicas que influyen en su maduración. Este proceso dinámico les permite mantener la capacidad de generar melanocitos, las células productoras de pigmento que otorgan el color a nuestros cabellos.

El envejecimiento y la inmovilización de las células madre

Los investigadores han descubierto que con el paso del tiempo y los repetidos ciclos de crecimiento y caída del cabello, un número cada vez mayor de células madre de los melanocitos quedan atrapadas en un compartimento específico del folículo piloso, conocido como el «abultamiento del folículo».

Foto Freepik

Una vez confinadas en esta zona, las McSC pierden su capacidad de moverse libremente y de madurar en melanocitos productores de pigmento. Como consecuencia, ya no pueden migrar hacia el compartimento germinativo, donde la proteína Wnt las habría estimulado a transformarse en células capaces de generar el color de nuestros cabellos.

El mecanismo detrás de las canas

Este hallazgo clave explica por qué, a medida que envejecemos, nuestro cabello comienza a perder su pigmentación y adopta un tono grisáceo. Al quedar atrapadas en el «abultamiento del folículo», las células madre de los melanocitos se ven incapacitadas para cumplir su función de producir melanocitos, privando así a nuestros cabellos de los pigmentos necesarios para mantener su color original.

A diferencia de otras células madre que siguen una línea de tiempo establecida durante su maduración, las McSC poseen una plasticidad única que les permite moverse libremente entre los diferentes compartimentos del folículo piloso. Sin embargo, este rasgo distintivo se ve comprometido con el paso del tiempo, lo que desencadena el proceso de blanqueamiento capilar.

Los hallazgos de esta investigación no solo satisfacen nuestra curiosidad sobre el origen de las canas, sino que también abren nuevas puertas para futuras investigaciones y posibles aplicaciones terapéuticas. Comprender en profundidad los mecanismos que provocan este fenómeno natural podría facilitar el desarrollo de estrategias para prevenir o retrasar la aparición de las canas, ofreciendo así una opción alternativa a los tradicionales tintes capilares.

Además, este estudio contribuye a ampliar nuestro conocimiento básico sobre el funcionamiento de las células madre, un campo de investigación en constante evolución. La capacidad única de las células madre de los melanocitos para moverse entre diferentes compartimentos del folículo piloso puede tener implicaciones más amplias en el campo de la regeneración y el tratamiento de diversas afecciones relacionadas con el cabello y la piel.

5/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira