¿Moretones visibles? Soluciónalos con estos 5 métodos naturales

Moretones

Los hematomas pueden surgir ante cualquier situación. Golpes o fallas en la circulación, por ejemplo, pueden causar feos moretones que aparecen en sitios que no podemos ocultar. Estas incómodas y dolorosas marcas se originan por la ruptura de los vasos capilares sanguíneos y la acumulación de sangre en el área afectada, ya que esta no llega a salir a la superficie de la piel.

Ante la presencia de un hematoma o moretón, sobretodo en áreas visibles, siempre buscamos maneras de disimularlos o desaparecerlos. Por fortuna, la naturaleza ofrece diferentes opciones para solucionarlos. Estas son las 5 mejores alternativas.

1.     Árnica

Esta planta tiene un olor agradable y ofrece grandes propiedades analgésicas y antiinflamatorias por su composición rica en ácidos fenólicos y flavonoides, una poderosa mezcla que genera poderosos antioxidantes. Puedes aplicar compresas tibias con esta peculiar planta cada hora para relajar el área afectada. No solo calmará el dolor, sino que además poco a poco irá eliminando los rastros del incómodo hematoma.

2.     Aloe vera

El aloe vera posee más de 200 componentes beneficiosos, pero lo que la hace realmente buena para los moretones es que es un gran regenerador, analgésico, antiinflamatorio y relajante de tejidos. Para utilizarlo puedes aplicar el gel sobre la zona del hematoma y dejarlo un rato. Un dato curioso sobre esta planta es que su poder curativo solo está presente en aquellas que tengan más de 2 años de vida.

3.     Papa

La catecolaza, una enzima que contienen las papas, es un gran regenerador celular que promueve la circulación y la desinflamación. Por ello, puedes aplicarlo de diferentes maneras donde tengas el hematoma. Una opción es colocar media papa sobre la zona y otra rayarla y untarla en la piel para luego taparla con una gaza. Cualquiera de los dos procesos debe repetirse cada hora hasta que veas los resultados.

4.     Perejil

Esta planta que usamos para acompañar diferentes platillos es bien conocida por sus bondades antiinflamatorias. Esto se debe a su alto contenido en eugenol, un aceite con facultades relajantes, lo que lo convierte en un analgésico natural. Puedes machacar perejil y aplicarlo sobre el área afectada, así sus propiedades se encargarán tanto de anestesiar la zona como de acelerar el proceso de curación.

5.     Cebolla

Aunque se le conoce por su facilidad para hacernos llorar, es poco conocido que el mismo compuesto que origina el surgimiento de las lágrimas, la alinasa, estimula la circulación de la sangre. Frotar una cebolla sobre el área afectada o usarla como ungüento sobre el hematoma va a ayudar a su pronta desaparición.

¿Has tomado nota? Si utilizas algunos de estos métodos podrás salir con la blusa o la falda que quieres sin miedo a que un feo hematoma arruine tu presentación.

Deja un comentario