Muere de cáncer de intestino a los 40 años: para los médicos sufría de hemorroides

Ogilvie decidió luchar contra la enfermedad e inició una campaña para recaudar dinero para el tratamiento. Sin embargo, en agosto de este año, los doctores estimaron que no sobreviviría hasta 2021.

La joven madre murió por un cáncer de intestino a los 40 años, pero para el personal médico se trataba de un simple caso de hemorroides. La triste historia reportada por The Sun en el Reino Unido.

Lucy Ogilvie, madre de dos hermosos niños: Aoife de 7 años y Enid de 2, descubrió que padecía cáncer intestinal en mayo del 2019. Desde entonces se había dedicado a experimentar con varios medicamentos y tipos de drogas, pero ninguna de ellas había demostrado ser efectiva para su caso.

A principios de 2020 el cáncer volvió con más fuerza y los médicos le dieron solo unos meses de vida. Lucy murió el 7 de septiembre entre el dolor de sus hijos y su marido Iain que estuvo con ella hasta el momento de su partida.

El personal médico que la había atendido le dijo que no se trataba de cáncer sino hemorroides, pero a sus 40 años se lo descubren con síntomas muy agresivos y su muerte es inevitable.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

La mujer se estuvo quejando de la presencia de sangre en sus heces durante años, pero su médico de cabecera afirmaba que se trataba de un caso sencillo de hemorroides, ya que por su corta edad, era poco probable que se tratara de cáncer intestinal.

Este tipo de cáncer suele presentarse alrededor de los 50 años, pero hay algunos casos en los que se desarrolla incluso en edades más tempranas, como en el caso de Lucy.

Aunque la mujer presentó varios síntomas de la enfermedad a lo largo de su vida, no se le prescribieron pruebas específicas para detectar el cáncer. Luego cuando se le hicieron las pruebas, se le diagnosticó un shock. Comenzó sometiéndose a radioterapia y quimioterapia, pero no funcionaron, luego probó la inmunoterapia que dio resultados positivos, pero solo durante unos meses.

La familia de Lucy, desesperada por el fallecimiento, aceptó contar su historia, según el reporte de The Sun, para que los médicos de familia fueran conscientes de la presencia de esa enfermedad. Aunque es raro en personas jóvenes, no es imposible que el cáncer se desarrolle, por lo que el diagnóstico temprano y las pruebas diagnósticas específicas pueden ser la única salvación viable para la supervivencia de los pacientes.