Mujer intentó vender a su bebé para comprarse unas botas nuevas

Una mujer de Rusia, llamada Luiza Gadzhieva, decidió poner en venta a su bebé recién nacida, al parecer para comprarse unas botas nuevas.

La madre de 25 años hizo una publicación de su pequeña para venderla en el mercado negro por valor de 3000 euros.

Los hechos se presentaron en Moscú, en donde según informes de los medios locales, la mujer es madre de otros tres hijos y ya le había comentado a su hermana el plan que pretendía llevar a cabo, pero fue detenida por las autoridades cuando se hicieron pasar por posibles compradores.

Antes de realizar el terrible hecho, Luiza Gadzhieva, tuvo una conversación con su hermana en la cual le dijo que quería comprar un par de botas nuevas, pero no tenía suficiente dinero para hacerlo. Entonces fue en ese momento que le dijo que iba a vender a su propia hija, que había nacido unos días antes.

La mujer puso a la venta a la pequeña en una publicación de un grupo de ventas de Facebook y se encontró con un posible comprador que se puso en contacto con ella. Luiza le indicó a esta persona que quería vender a su hija para poder pagar el alquiler y mantener a sus otros tres hijos.

Cuando se dio cuenta de que esta persona estaba dispuesta a pagarle la suma que ella pedía, acordaron reunirse en un café de la ciudad para cerrar el trato. Pero cuando llegó al lugar, se encontró con la policía local quienes estaban encubiertos y se habían hecho pasar por los compradores de la bebé. Inmediatamente detuvieron a la mujer.

Antes de la intervención de la policía, un grupo especial de personas que luchan contra la esclavitud y la trata de personas, intentaron convencer a la madre de que no vendiera su bebé. “Tratamos de todas las maneras posibles explicarle a la madre las peligrosas condiciones que esperarían a la niña y que además podría caer en manos de criminales, pero eso a ella no le importó”, aseguró un miembro del grupo. “El colmo de la situación fue cuando vimos su correspondencia con su hermana, quien sabía todo, y en donde le decía que botas compraría después de vender a la bebé”, puntualizó el representante del grupo.

En un comunicado, el Comité de Investigación de Rusia, informó que la mujer luego de recibir el dinero les entregó a la pequeña y un recibo. Después de ser confrontada en el lugar, fue arrestada y confesó completamente el hecho durante el interrogatorio.

En estos momentos la bebé se encuentra en excelentes condiciones y fue entregada a los servicios sociales. La investigación sobre los hechos sigue en proceso.