Multimasking, dale a tu piel un aspecto radiante en pocos minutos. ¡Pruébalo!

multimasking

El multimasking es una técnica de belleza que está revolucionando la forma de cuidar la piel del rostro. Si eres de las chicas que no cuentan con suficiente tiempo para aplicarse tratamientos que ayuden a mantener el cutis saludable, una alternativa ideal es utilizar mascarillas de distintas arcillas para conseguir un efecto multibeneficio. ¿Te animas a probarlo?

¿Qué es el multimasking?

Es una novedosa técnica de cuidado facial que consiste en aplicar varios tipos de mascarillas en distintas zonas del rostro simultáneamente y adaptadas a las necesidades de tu piel. En tan solo minutos obtendrás un efecto que no solo es saludable, también te verás radiante durante todo el día.

Pon en práctica el multimasking

La gran diversidad de aplicaciones es lo que hace al multimasking una técnica interesante, ideal para convertir en tu rutina de cuidado diario. No importa si tu piel es mixta, grasa, seca o acneica, siempre encontrarás una aplicación adecuada.

Si no tienes idea de cómo poner en práctica el tratamiento, toma en cuenta estas opciones para aprovechar al máximo las propiedades de cada mascarilla:

Multimasking para evitar el sudor

El exceso de sudor y maquillaje dan un aspecto brillante muy poco elegante al rostro. Además, aumenta la posibilidad de sufrir brotes de granitos. Aplica una mascarilla tipo detox revitalizante en la frente y barbilla para eliminar el brillo. En las mejillas, puente y laterales nasales aplica una mascarilla exfoliante. Te ayudará a relajar la piel y eliminar impurezas.

Multimasking revitalizante

Para cuando pasas una mala noche esta mascarilla es ideal. Como en el caso anterior aplica en frente y barbilla una mascarilla detox tipo revitalizante y en la zona de las mejillas, debajo de los ojos y la nariz aplica una mascarilla refrescante para mejorar la mirada caída y eliminar esas bolsas y áreas hinchadas que quedan luego de una noche de desvelo.

Multimasking anti estrés

En los días de cansancio extremo y ritmo elevado relaja tu piel con esta mezcla única de  mascarillas. En la frente y barbilla aplica una mascarilla exfoliante para eliminar piel muerta y deshacerte de las líneas de expresión derivadas del estrés. En las mejillas y nariz aplica una mascarilla purificante para ayudar a atenuar el aspecto cansado y aportar frescura al rostro.

Consejos claves:

  • Puedes encontrar los tratamientos multimasking preparados y listos para aplicar en cremas o polvos.
  • También puedes preparar mascarillas caseras según las necesidades de tu piel.
  • Antes de iniciar la aplicación debes tener la piel bien limpia y un poco húmeda.
  • Para mejores resultados deja actuar las mascarillas alrededor de 20 a 30 minutos y retira con agua tibia.